PABLO FETTER, UN HIJO DE CASTELLI QUE TRABAJÓ EN MERCEDES BENZ DE ALEMANIA Y AHORA TIENE SU PROPIA CONSULTORA EN DUBAI

Pablo Fetter emprendió quizás el desafío más importante de su vida hace 27 años cuando se trasladó a Alemania en búsqueda de un futuro laboral diferente, y gracias a su perseverancia y esfuerzo trabajó en el desarrollo de tecnologías para la automotriz Mercedes Benz, luego fue experto en inversiones en Europa y actualmente se desempeña en el área de Educación en Dubai con su propia consultora privada.

Una historia de vida de grandes desafíos, de superar barreras y llevar como principios el espíritu del esfuerzo y del trabajo. “Muchas veces a las barreras las terminamos poniendo nosotros mismos en nuestra cabeza, pero cuando lo intentás, se abren puertas que jamás imaginás”, aseguró Pablo en una entrevista con NORTE durante su reciente visita a su ciudad natal.

Junto a su madre, María Elena Pastori, durante su reciente visita a Castelli

Pablo es de la tercera generación de una familia de emprendedores que contribuyeron mucho al progreso de Juan José Castelli. Su padre, Luis César Fetter, falleció el año pasado y su madre, María Elena Pastori, es docente jubilada y escritora. A lo largo de los años en el exterior, Pablo jamás se olvidó de su Castelli natal, frecuentemente viaja a visitar a su familia e inclusive está proyectando una inversión importante en el sector inmobiliario para los próximos meses porque considera que, a pesar de la difícil situación económica del pais, las políticas del actual gobierno le permiten a Argentina recuperar la confianza internacional e insertarse nuevamente a nivel global.

DE CASTELLI A EUROPA
Pablo hizo sus estudios primarios en Castelli en la antigua Escuela Nacional Nº 255 y en el Departamento de Aplicación de la Escuela Normal Provincial Nº 5, mientras que el nivel secundario lo hizo en el Liceo Militar de Córdoba. Después, continuó Ingeniería en la Universidad Nacional de Córdoba donde se recibió de Ingeniero Electrónico y apenas recibido se trasladó a Alemania con sólo 24 años. Allí, luego de mucha perservancia, logró ingresar a Mercedes Benz donde desarrolló, junto a un equipo de ingenieros, el primer sistema de reconocimiento del habla para automóviles de alta gama, en el año 1996, algo totalmente pionero en ese tipo de productos tecnológicos. Paralelamente hizo un doctorado en Ingeniería e Informática y estuvo en la India y en Brasil en el marco de un proyecto de formación de la propia empresa automotriz.

Rodeado de recuerdos y nostalgias de la casa familiar de su Castelli natal

Durante 10 años trabajó en el desarrollo de tecnología para la marca Mercedes Benz, Airbus y Telecom Dinamarca, y después pasó al sector de inversiones con una empresa que invertía en tecnología y luego en el sector financiero durante otros 10 años. En este nuevo rubro, trabajó para una empresa de inversiones en Alemania donde fue gerente y director, y finalmente fue socio; y desde ahí lo mandaron a Dubai a juntar capital para las inversiones alemanas.

Sin dudas, las puertas se siguieron abriendo y cuando se radicó en Dubai, el gobierno le propuso que se hiciera cargo de un Fondo de Inversión Soberano donde se desempeñó durante cinco años. Finalmente, se trasladó al sector de Educación donde fue el CEO de una empresa de eduación privada de 550 empleados y desde hace un año tiene su propia consultoría enfocada en educación e inversiones en la educación. “La vida es de aprendizaje permanente en la cual, trabajos que existían hace años hoy ya no están más, ese poceso se está acelerando en el mundo y requiere una constante formación y adaptación de la gente para poder ser parte del mercado laboral”, expresó Pablo al hacer referencia a sus tres rubros laborales que tuvo que mutar a lo largo de casi 30 años, y remarcó: “con esfuerzo y dedicación podés conseguir lo que te propongas, es lo que mis padres siempre me inculcaron”.

Al recordar los primeros momentos cuando se propuso este gran desafío, Pablo reconoce que “al principio cuando fui a Alemania fue muy difícil, no hablaba el idioma, estaba en un ambiente desconocido y tenía una educación más o menos buena, pero no competitiva al nivel de las universidades alemanas; entonces había que tratar de resaltar en otras áreas para tener posibilidades y sin dudas me costó mucho esfuerzo, trabajo y dedicación”, recordó. “La busqueda de trabajo fue un periodo muy frustrante, te dicen 100 que no, pero tenés que seguir adelante y cuando logré ingresar a Mercedes Benz, eso pasó a ser mi vida y a veces trabajaba los siete días de la semana 18 horas diarias”.

LA EDUCACIÓN COMO BASE DEL DESARROLLO
Pablo realizó un diagnóstico de la situación política del pais y habló de la Educación como eje principal del desarrollo de los pueblos. “Estoy convencido de que la solución a todos los problemas del mundo es la Educación” sostuvo y contó que en Dubai el sistema educativo es parecido a muchos mercados emergentes donde el sector privado se hace cada vez más fuerte en todos los niveles. “El sector privado ha demostrado en diferentes paises del mundo la capacidad de producir muy buenos resultados, es una verdad controversial muchas veces, pero es la verdad aunque muchos no la quieran aceptar”.

Con respecto a la situación de la educación en Argentina, reflexionó que “los derechos de los docentes son muy importantes, pero muchas veces se los prioriza por sobre los derechos de los alumnos que terminan siendo los más perjudicados”. En este sentido, contó que en Dubai no hay paros y que los sindicatos están prohibidos, y sostuvo que “quizás eso puede llegar a explicar parcialmente el éxito estrepitoso que ha tenido Dubai en los últimos años”.

Con respecto al rol del Estado en Dubai, explicó que la economía es privada y el gobierno se encarga de construir la infraestructura para que el sector privado se desarrolle. “En educación, más del 90 por ciento de la enseñanza es privada y en Salud casi el 100 por ciento, pero no hay impuestos a las ganancias y un docente de una escuela privada de entre 5 y 10 años de antigüedad gana alrededor de 4 mil dólares por mes, aunque el costo de vida es más alto que en Argentina”, explicó.
También habló sobre la necesidad de que Argentina flexibilice la Ley laboral y aseguró que los países que se animaron a hacerlo, tuvieron un gran crecimiento de empleos formales. “En Dubai la Ley laboral es moderna, en cambio en Argentina tenemos una Ley con una filosfía de la época de la segunda guerra mundial, y es totalmente inadecuada para el mundo moderno. Hay que decir que en Argentina aparenta que la Ley protege al trabajador, pero en realidad sólo protege al que está dentro del sistema, y crea un alto desempleo de la gente joven que no tiene la posibilidad de ingresar al mundo laboral, porque las empresas solamente toman personal en el caso de que estén muy necesitadas. En cambio en muchos países con leyes más flexibles y modernas se ha producido un boom de empleos. Es imprescindible aceptar que el mundo está cambiando y hay que abrazar ese cambio.”

LA VISIÓN DE ARGENTINA
Desde que decidió ir a vivir al exterior, siempre se preocupó por la situación social y económica de su país y eso lo llevó a tener una mirada desde una perspectiva internacional. “Tengo un punto de vista a partir de lo que leo en la prensa internacional y de la información que recibo desde Argentina, pero debo subrayar que no soy peronista, ni radical ni de Cambiemos, sino que soy un argentino que quiere un Gobierno que haga las cosas bien y no tengo una visión parcial afiliada a ningún partido”. En este contexto, aseguró que “claramente durante la administracion anterior, Argentina iba camino a convertirse en paria internacional, al nivel de países como Venezuela que se han marginados internacionalmente porque ellos mismos se han autodestruido. Ese era el camino por el que íbamos, pero con este nuevo Gobierno, Argentina se ha reinsertado en el concierto de las naciones, ahora se la toma en serio nuevamente, cuando antes ya nadie la tenía en cuenta y era un caso perdido”.

Al referirse al Gobierno actual, sostuvo que la adminstración del Presidente Mauricio Macri “ha cometido errores, pero vamos en la dirección correcta, se ha cambiado el curso de Venezuela y vamos por un camino que va a ser largo y difícil, pero que nos permitirá salir adelante ”.
Opinó que “es importante el proceso de esclareciemitno de la corrupción escandalosa de los últimos 12 años, lo que es un gran avance” y precisó que “entre los desaciertos de Macri fue confiar que el cambio de dirección iba a corregir los errores anteriores y que no había que hacer un esfuerzo de revertir el gasto del gobierno que estaba por encima de lo que generaba, donde unos pocos trabajadores mantienen a muchos que no trabajan y eso no es sustentable”. Agregó que “otro error fue no haber comunicado claramente el estado en el que encontró las cosas, de no haber hecho una auditoría transparente de lo que heredaron”.

Pablo se mostró muy optimista con el nuevo rumbo del país y dijo que “hemos tocado fondo, y lo que ha pasado en los últimos meses con la devaluación es una crisis que va a sembrar la semilla de su propia recuperación porque Argentina es un país que puede producir y exportar muchísimo de su producción primaria, agricultura, minería, energía”. Recordó que «hace años había que importar energía y ahora se está exportando gas a Chile, lo que demuestra que las cosas están cambiando para bien. Es un cambio que llevará tiempo, pero con un dólar a 40 pesos hay un incentivo a la producción muy fuerte, especialmente con la exportación y si tenemos suerte con la próxima cosecha, ella traerá muchas divisas al país. Eso acoplado a la perspectiva del anunciado déficit primaro cero, podrá llevar a un boom de inversiones y los ahorros del pais y las inversiones internacionales estarán disponibles para créditos privados y no para cubrir el déficit del Estado como venía sucediendo”.

Finalmente, remarcó que “vamos por buen camino, excepto que se produzca un shock exógeno imprevisto con una crisis internacional muy grande, o que el pueblo argentino le quite el apoyo a este gobierno en las próximas elecciones, lo que implicaría un retroceso”, y aseguró que “este gobierno nacional tiene mi apoyo mientras continue en la direccion correcta, pero lo voy a juzgar por sus resultados. La politica no tiene que ser una pasión incondicional, sino que tenemos que mantener una independencia intelectual a la hora de votar. Se trata del futuro de nuestros hijos”, concluyó.

*Por José María Cuellar (Publicado el suplemento «Chaqueña» de Diario Norte el domingo 14/10/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *