Los gimnasios aseguran que tienen el protocolo más estricto, pero no los dejan trabajar

El regreso a la fase 1 en Castelli  implicó  una nueva restricción al funcionamiento de los gimnasios y complejos deportivos,  pero con la modalidad de mantener  a la mayoría de las actividades funcionando bajo estrictos protocolos. Esa decisión del Ejecutivo municipal no cayó bien en muchos propietarios de gimnasios que manifestaron su bronca y aseguraron que «nuevamente volvemos a ser perjudicados».

Este rubro se mantuvo sin funcionar prácticamente desde el inicio de la cuarentena y luego de 90 días habían acordado con el municipio retomar las actividades aplicando estrictos controles de sanidad. Sin embargo, apenas comenzaron a organizar la metodología de trabajo, se toma la decisión desde el Ejecutivo de regresar a fase 1 tras los casos positivos de COVID-19  en la zona, ordenando inmediatamente el cierre de esta actividad que tiene una gran demanda en la comunidad, junto con las caminatas recreativas.

Una de las propietarias de este rubro publicó su enojo en las redes sociales y aseguró que  tienen «el protocolo más estricto de todos los comercios e igual somos nuevamente perjudicados. A diferencia de lo que creen muchos , los gym son súper seguros e higiénicos contra el COVID-19. Tenemos estrictas medidas y distanciamiento  y además  contamos con un listado de alumnas por hora, sabemos con exactitud qué grupo tenemos cada hora, pero no basta», expresó. 

FOTO  ILUSTRATIVA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *