ANUARIO 2018: LA ESCASA DEMANDA Y LOS BAJOS PRECIOS CONDICIONARON LA PRODUCCIÓN DE FRUTAS DEL IMPENETRABLE

Dos de los sectores productivos con mayor impulso de los últimos tiempos se vieron condicionados por la escasez de demanda de los grandes mercados y por los bajos precios.
Si bien las condiciones climáticas fueron favorables para el desarrollo productivo, la situación se tornó compleja a partir del bajo nivel de demanda que existe y de los precios irrisorios que terminaron generando preocupación en el sector.
En el caso de la producción apícola, la mayoría de los productores aún no pueden comercializar su cosecha que les permita recuperarse del duro golpe padecido en la campaña anterior; mientras que los productores de frutas en muchos casos tuvieron que entregar su producción a cualquier precio, y en otros casos ni siquiera la recolectaron debido a la falta de compradores.

SEMENTERA BAJA
Según datos oficiales proporcionados por la Delegación local del Ministerio de la Producción a cargo del Ingeniero Hugo Kolazinsky, la producción de frutas en el departamento General Güemes alcanzó las 3.200 hectáreas.
En lo que respecta a zapallo, la superficie de siembra fue de 2.100 hectáreas, de las cuales el 55 por ciento se destinaron a la producción de la especie coreano, el 35 por ciento al Tetsukabuto y el resto a calabazas y zapallo plomo.
Hay 310 productores con sus propios emprendimientos que siembran desde 1 a 100 hectáreas, según la zona y sus recursos.

La producción de frutas padeció el impacto de los precios bajos y la falta de salida comercial a grandes mercados

En la presente campaña, el Ministerio de la Producción brindó asistencia con semillas a unos 180 productores que cultivaron alrededor de 500 hectáreas a través de la Secretaría de Agricultural del Municipio.
Según datos provisorios, la producción de zapallo obtuvo un rinde promedio de 10 toneladas por hectárea, con precios iniciales de nueve pesos el kilo y finalizando la campaña con un precio de tres pesos el kilo. A pesar de la fuerte caída de los precios, el zapallo fue la especie que más solvencia económica obtuvo al lograr finalizar la campaña con promedios aceptables.

SANDÍA: SIN SALIDA COMERCIAL

En el caso de la sandía, se sembraron 1.100 hectáreas en una campaña regular con tendencia desfavorable como consecuencia de la brutal caída de los precios y a la gran cantidad de fruta que no tuvo salida comercial. Esto hizo que muchos productores directamente no levantaron su siembra por falta de compradores
Con relación a los precios, durante los primeros días de la campaña varios productores lograron ventas récords que alcanzaron los 9 pesos el kilo, pero a la semana ya había tenido una caída irreversible a $2,50 por kilo; para finalizar en estos últimos días a sólo 1 pesos el kilo. En medio de esta situación, hubo compradores que especularon con las necesidades y urgencias de los productores que se vieron obligados a entregar su producto a bajos precios para evitar una pérdida total.

Los precios mayoristas de la sandía cayeron de manera abrupta a los pocos días de haber iniciado la campaña 2018

EL CONTEXTO REGIONAL
Hasta hace tres años atrás, la colonia agrícola de Castelli se había convertido en la principal proveedora de frutas a los grandes mercados nacionales y la demanda era total.
Sin embargo, la aparición de otras regiones productivas en provincias vecinas, que incluso aplican tecnologías y prácticas más avanzadas, le fue quitando protagonismo a nuestra región, convirtiéndose en una tercera alternativa para los grandes compradores. A esto se le suma las grandes distancias que representan un alto costo económico del transporte.
El Ingeniero Kolazinsky analizó que “la producción de zapallo fue bastante buena, se vendió bien y a buen precio, e incluso la sandía arrancó firme pero cayó bruscamente, y lo más triste que en muchos campo quedó hasta el 50 por ciento de la sandía sin cosechar porque no había forma de venderla”.
Explicó que “el problema que los productores de la zona están padeciendo es que en Las Lomitas se está produciendo con una tecnología diferente, con riego y mantas térmicas y lo mismo lo hace Corrientes; entonces los compadores pasan desde Formosa hacia Corrientes y dejan a Castelli como una tercera alternativa”.
En este sentindo admitió que “antes éramos los mejores y ahora pasamos a ser los segundos o terceros en cuanto a calidad, según la calificación de los grandes compradores”.

PRECIOS
                         INICIO CAMPAÑA                             CIERRE CAMPAÑA
SANDÍA                 $9,00                                                           $1,00
ZAPALLO              $9,00                                                             $3,00

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.