Capitanich presentó ante la Cámara de Diputados el Presupuesto 2021

En sesión especial fue el mismo gobernador quien expuso los detalles de la Ley de leyes, que contempla más de 300 mil millones de pesos. Los ingresos de Nación crecerán un 46% y la recaudación provincial llegará a casi el 50%. Además se prevé un superávit primario de $9.083 millones y un superávit financiero de $3.052 millones, registrándose por segunda vez en toda la historia del Chaco, el tercer año consecutivo en el que las cuentas públicas provinciales arrojan un saldo positivo.

El gobernador Jorge Capitanich junto al presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Sager, a la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, y al ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons presentó este jueves el proyecto de Ley de Presupuesto 2022, en sesión especial de la Legislatura.

El proyecto contempla un presupuesto total de $302.381 millones, lo que representa un incremento del 42% respecto al 2021. “El gran desafío de la provincia es transformar la matriz productiva, promover una agenda digital que mejore la calidad de la gestión y una agenda social que transforme los programas sociales en desarrollo de emprendimientos de producción y servicios, que los transforme en empleos sustentables. Pretendemos humildemente que este Presupuesto construya cimientos que se conviertan en políticas de Estado y que perduren en el tiempo”, les dijo el mandatario a los legisladores presentes.

En 2022 se prevé un superávit primario de $9.083 millones y un superávit financiero de $3.052 millones, registrándose por segunda vez en toda la historia del Chaco, el tercer año consecutivo en el que las cuentas públicas provinciales arrojan un saldo positivo. Los recursos recibidos de Nación crecerán 46% interanual ($231.315 millones) y la recaudación provincial incrementará casi un 50% ($40.060 millones).

Esto se debe fundamentalmente al proceso de reestructuración de la deuda pública que el Estado chaqueño consolidó este año, reduciéndose a la mitad en relación al tamaño de la economía provincial y ahorrando más de $10.000 millones de amortizaciones para el 2022. Además, en los últimos tres años la participación de la inversión pública en el gasto total pasó de 8,2% a 21,9%, mientras que los intereses pasaron de 6,8% a 2,0%.

En lo que hace a vencimientos de deuda pública para el 2022, la Provincia afrontará obligaciones por $14.541 millones, de los cuales cerca del 50% se corresponden a cancelaciones de capital del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP), el 20% a Letras del Tesoro Provincial cuya prórroga estará garantizada y el resto con diversas entidades financieras y organismos multilaterales de crédito.

“El programa financiero planificado para el 2022 permite prever un año fiscal sin sobresaltos para la administración pública. Es muy trascendente tener recursos, erogaciones, resultados, fondo de estabilización y una contabilidad patrimonial que permita ver el balance fiscal y la evolución del patrimonio neto del Estado, consolidado con la fiscalización de la Cámara de Diputados porque nos va a marcar la tendencia en la solvencia a largo plazo”, aseguró el gobernador.

Ejes estratégicos para la gestión

Este año el presupuesto prevé una estructura de inversión basada en cinco ejes estratégicos y transversales a la gestión de gobierno que asciende a $85.362 millones. De esta manera, el gasto total crecerá 10,3% en términos reales en 2022: mientras que en 2019 el Estado invirtió en infraestructura $8,2 por cada $100 gastados, el proyecto de Ley de Presupuesto 2022 prevé invertir en infraestructura $22 por cada $100 gastados.

“Entendemos que el presupuesto debe tener en educación y empleo un pilar indestructible, en desarrollo productivo una base para el fomento del empleo privado formal, así como en economía social y la inclusión laboral, pero también en la agenda digital, la innovación tecnológica y en el desarrollo de la infraestructura. Estos son los pilares indispensables que vamos a propiciar”, remarcó el gobernador Capitanich.

Educación y Empleo: El principal pilar de políticas para el 2022 es la educación, cumpliendo desde el Gobierno de la Provincia con la meta de inversión dispuesta en el artículo 83 de la Constitución de la Provincia, gracias a un sobrecumplimiento del 114% del Fondo Educativo. Sin contar salarios, se destinarán $8.193 millones en programas prioritarios para este eje, promoviendo la capacitación, formación y reconversión laboral, el apoyo a la creación de empleo y el fortalecimiento al ecosistema emprendedor.

Desarrollo Productivo: Se volcarán $7.385 millones en programas que contribuyan al desarrollo de las 20 cadenas de valor de la provincia, permitiendo incrementar la productividad y competitividad sectorial, diversificar el aparato productivo chaqueño, y seguir creando posibilidades de inserción laboral.

“El gran desafío es transformar la matriz productiva de la provincia. Estamos trabajando en el fortalecimiento de los parques industriales, queremos integrar todas nuestras cadenas de valor. Cuando hablamos de esas 20 cadenas estamos hablando del complejo foresto industrial, del textil, del cerealero oleaginoso, del cárnico, del complejo pacú arrocero, de la industria tecnológica, de la industria del conocimiento, entre otras”, señaló Capitanich.

Economía social e inclusión laboral: tal como lo viene ratificando el gobernador, se pretende convertir progresivamente los programas sociales en empleos genuinos a partir de seis líneas estratégicas: economía del cuidado, economía circular, formación de oficios, confecciones textiles, producción de alimentos e infraestructura social básica. Para lograrlo se invertirán $9.485 millones como estrategia de apalancamiento.

“Así como consolidamos mil obras en ejecución, 300 empresas trabajando, 50 mil millones de pesos de inversión, estimulamos la generación de empleo directos e indirectos y tenemos 136 proyectos de inversión productiva, podemos generar 10 mil empleos directos e indirectos. Tenemos que atacar la informalidad laboral”, apuntó Capitanich.

Innovación Tecnológica: el Presupuesto 2022 estipula una inversión de $8.174 millones para seguir trabajando en la modernización del Estado (el sistema de salud, educativo, de seguridad, provincial y municipal) y en la inversión en infraestructura tecnológica, mediante el desarrollo de un plan histórico para expandir la red troncal de fibra óptica a localidades que hoy cuentan con un servicio deficiente.

Infraestructura Pública: en 2021 la inversión en infraestructura está jugando un papel protagónico en el proceso de recomposición económica, enmarcado en el Plan Chaco Reactiva, creciendo 232% interanual y ubicándose en niveles similares a los de 2015. Esto se tradujo en récords de despachos de cemento, en la creación de 10.000 puestos de trabajo en el sector de la construcción y en un mayor dinamismo de la actividad económica.

“Las obras de infraestructura social básica son indispensables como precondiciones para la inversión. Sin obra pública no hay inversión privada, sin inversión privada no hay empleo sustentable y sin empleo sustentable no hay crecimiento sostenible”, remarcó el gobernador.

Es por eso que este aspecto seguirá siendo un eje transversal al conjunto de la economía chaqueña en 2022 con una inversión de $52.125 millones, priorizando la infraestructura productiva y para el desarrollo rural y urbano, la infraestructura tecnológica, la infraestructura del cuidado y el mantenimiento de edificios públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *