CASTELLI: LA PUJA ENTRE GREMIOS QUE PUEDE DIVIDIR LA LUCHA DOCENTE

El ciclo lectivo 2019 comenzó con un fuerte reclamo salarial y en Castelli se desató una evidente pelea entre gremios que con el correr de los días podría terminar dividiendo a los trabajadores y probablemente empañando una protesta legítima que viene desde hace varios años. Quizás sea el escenario que más le convenga al Gobierno Provincial, pero la realidad indica que las necesidades de los trabajadores de la Educación del Chaco son urgentes y están al margen de las cuestiones gremiales.

Por un lado, el sindicato Sitech Castelli liderado por Damián Kuris, junto a la federación Fesich, iniciaron un duro plan de lucha tras la asamblea docente celebrada el pasado 19 de febrero en la Plaza San Martín donde acordaron ir al paro por tiempo indeterminado desde el primer día de obligaciones escolares del ciclo 2019. Esta medida se está llevando a cabo con marchas, manifestaciones públicas, una carpa docente y un alto porcentaje de adhesión por parte de docentes de todos los niveles. La postura es firme y concreta: “No iniciar las clases mientras no se llegue a un acuerdo salarial con el Gobierno Provincial”.

Por otro lado, el Frente Gremial Docente integrado por los gremios Atech, Federación Sitech, Sitech Impenetrable, Utre Ctera; entre otros, se declaró en asamblea permanente en todas las localidades pero sin medidas de fuerza, aunque anticiparon que el próximo sábado 2 de marzo darán a conocer eventuales medidas en caso de fracasar la negociación el día jueves en la mesa salarial con el Gobierno.

LA PUJA
La puja entre gremios se siente en el ámbito de las instituciones escolares, y en este contexto algunos dirigentes  denunciaron que durante la marcha encabezada por Sitech Castelli el martes 26,  hubieron “presiones” hacia los docentes que estaban reunidos en jornadas institucionales. “Llegaron a nuestra escuela donde estabamos en jornada y educados salimos a recibirlos y los aplaudimos y los acompañamos y los escuchamos; pero el reclamo era que todos somos docentes y todos tenemos que luchar. En base a ese reclamos, los colegas profesores se sintieron mal, ya que nosotros estamos en lucha, pero en lucha de no quedarnos sin nuestro trabajo”, expresaron en redes sociales

Pero también, hay denuncias por parte de docentes que están adheridos a la medida del gremio de Kuris quienes aseguran que el Frente Gremial Docente estaría “operando” a favor del Gobierno y en contra de los derechos de los trabajadores de la educación.

En síntesis, pareciera que muchos dirigentes gremiales juegan su propio partido en un año que se avisora como muy intenso políticamente. En medio de todo esto, está la imperiosa necesidad de los trabajadores que tienen como única lucha poder recuperar al menos parte del poder adquisitivo que lo absorbió la inflación de los últimos años, y que en muchos casos los dejó por debajo de la línea de pobreza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *