DECLARAN “REFERENCIA HISTÓRICA DE CASTELLI” LA CRUZ DEL PADRE HOLZER

Este miércoles 14 de agosto se conmemoran 80 años de la muerte del Reverendo Padre Juan Holzer, y gracias a una iniciativa conjunta del escritor Juan José Schmidt, la parroquia Nuestra Señora del Valle y de la Asociación Alemanes del Volga, se declarará “Referencia histórica de Castelli” el lugar donde sufriera el accidente un día 10 de agosto de 1939, que posteriormente la causaría la muerte.

El padre Juan Holzer, un visionario que fomentó el progreso y la evangelización en la región

En este sentido, este 14 de agosto quedará habilitado el lugar donde se encontró la cruz de madera emplazada por antiguos pobladores en el preciso lugar donde el sacerdote sufriera el accidente con su escopeta, en circunstancias en las que se trasladaba en un camión con destino a las comunidades aborígenes de la zona.

Será un lugar mítico para Castelli donde se recordará al gran líder religioso que se lo valora como uno de los precursores de la llegada de los inmigrantes a la zona y el gran impulsor de la llegada del ferrocarril que marcó los cimientos de Castelli. En el lugar de su accidente aún se conserva la cruz de madera que fue restaurada de la manera parcial y este 14 de agosto a las 9 hs, se habilitará el lugar como Referencia Histórica, con una misa y el descubrimiento de placa.

 

LOS ANTECEDENTES HISTÓRICOS
A las 15 horas del 10 agosto de 1939, el sacerdote padeció un accidente de caza al recibir un disparo desde su propia escopeta en el brazo derecho, lo que a los cuatro días le provocaría la muerte.

Juan José Schmidt dedicó  años de trabajo e investigación sobre aquel acontecimiento trágico ocurrido en agosto de 1939 que le provocó la muerte del sacerdote

Según investigó Juan José Schmidt, en ese momento el padre Holzer estaba comenzando a hacer un trabajo de evangelzación en los pueblos originarios a la costa del río y se dirigía en un camion Ford T,  pero lamentablemente padeció ese accidente que dejó truncado ese proyecto.
En esa época, el religioso estaba radicado en Charata tras haber impulsado la llegada de cientos de familias de alemanes del Volga a la colonia de Castelli en el año 1931. Entonces solía venir a la zona los fines de semana a dar misa y catequesis junto a otro sacerdote que manejaba el vehículo.

El día del accidente, el padre Holzer iba parado en la parte de atrás del camión con su escopeta y en un momento se produjo un movimiento brusco cuando el vehículo pisó un tacurú e hizo que se le escapara el arma e impactara el disparo en el brazo derecho. Inmediaatamente se le brindó las primeras atenciones debajo de la sombra de un árbol.

La cruz, parcialmente restaurada, que se convertirá en un lugar de referencia histórica de Castelli

Luego, con el mismo vehículo, salieron rumbo a la ciudad de Sáenz Peña, pero por las inclemencias del tiempo recién pudieron llegar el día 12 donde recibió las primeras atenciones médicas.

Inmediatamente fue intervenido y le amputaron el brazo derecho, y a pesar de esa adversidad, el sacerote expresó “aún puedo ser misionero”, levantando el brazo izquierdo.

Dos días después, producto de una neumonía y una gangrena, el padre Juan Holzer falleció. Sus restos fueron llevados a la ciudad de Charata donde descansan sus restos.

 

EL IMPULSOR DEL PROGRESO
El padre Holzer fue el gestor de la llegada de los primeros inmigrantes europeos que posteriormente fundarían las grandes colonias agrícolas.

Para llegar al lugar donde está empazada la cruz histórica del padre Holzer

Los primeros años llevaban el algodón a Sáenz Peña en carro organizados en caravanas para cuidar de la inseguridad. Eso hizo que el padre promoviera un petitorio de los colonos y él mismo lo llevó a Nación para que se extendiera el ferrocarril hasta la zona. Un año después se comenzó con el tendido del ramal ferroviario, que posteriormente le diera origen a la ciudad de Castelli.

“La inauguración de este lugar va a ser una referencia de la historia de Castelli que estamos comenzando a recuperar”, expresó Schmidth.

También  recordó que en noviembre del año pasado junto al sacerdote Osvaldo Santillán y autoridades de la Asociación Alemanes del Volga pudieron llegar hasta el lugar donde está la cruz y ahí comenzó a gestarse todo con la apertura de caminos y la restuaración de la cruz que será una referencia histórica para la ciudad.

 

Por José María Cuellar (Diario Castelli Online)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *