Docentes terciarios del Chaco en estado de alerta ante los inminentes cierres de profesorados

A través de un documento con más de 300  firmas, docentes estudiantes y referentes de diferentes  Institutos de Educación Superior del Chaco,  expresaron un rotundo  rechazo a las inminentes medidas del Ministerio de Educación respecto del cierre de profesorados en toda la provincia. En este sentido, aseguran que implicaría “pérdidas de trabajo no sólo para el sector de Educación Superior, sino también para aquellos docentes de Educación Secundaria que cubren suplencias por desempeño en el Nivel Superior, profundizando la crisis económica en la cual nos encontramos desde hace un tiempo”, aseguran. 

Además, cuestionaron fuertemente que “nos pidieron debatir en el Congreso Pedagógico sobre asuntos que estaban decididos de antemano” y  se declararon en “estado de alerta y vigilancia permanentes, ante el avance de un discurso que denosta la historia, el conocimiento y los logros alcanzados por el sistema formador docente argentino”

EL DOCUMENTO 

“En el marco de acciones que se están llevando adelante en nuestra provincia y que afectan a los Institutos de Educación Superior del Chaco, los docentes repudiamos  se hayan decidido cuestiones centrales en relación con el futuro de los/as estudiantes, los/as docentes y la comunidad toda. Si bien esta situación se inició en pleno receso de verano, hoy debemos agregar el contexto de pandemia y de cuarentena obligatoria, lo que no permite poner en debate y  discusión, dentro de los Institutos, esas acciones a las que referimos.

En este sentido, todo parece indicar que nos pidieron debatir en el Congreso Pedagógico sobre asuntos que estaban decididos de antemano, sin consulta a los/as docentes de base, como la formación del denominado “Consejo de Planificación de Carreras”, recientemente creado. Este Consejo está integrado por organismos como el CONES (Consejo Económico y Social del Chaco) el cual tendrá la posibilidad de decidir sobre el próximo contrato social entre escuela y comunidad. Decimos que organismos como este forman parte de la comunidad, sin duda, pero deberían participar en este ámbito sólo en carácter de consultores, ya que los genuinos protagonistas de estos cambios son los/as estudiantes, los/as docentes y las familias, reunidos en asamblea.

A la vez escuchamos, asombrados e indignados, que las autoridades del actual Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Chaco, junto a sectores que manejan la economía provincial, afirman que se deben cerrar las carreras de Formación Docente, porque “no hacen falta a la región”, porque “sobran”. Esta concepción sólo demuestra que ven en el hecho educativo la utilidad económica que debe responder a las leyes de un mercado cada vez más demandante, invisibilizando que también se educa para la vida. En su lugar pretenden abrir carreras a término y de pregrado. Decimos que la decisión siempre debe ser de los  IES, como protagonistas clave y en diálogo con su territorio, en respuesta a una evaluación que incorpore a sus actores institucionales y comunitarios. Esto implicaría pérdidas de trabajo no sólo para el sector de Educación Superior, sino también para aquellos docentes de Educación Secundaria que cubren suplencias por desempeño en el Nivel Superior, profundizando la crisis económica en la cual nos encontramos desde hace un tiempo.

Estamos iniciando el ciclo lectivo. Miles de estudiantes chaqueños se han preinscripto en nuestros institutos para estudiar lo que ellos consideran su vocación / elección, y las instituciones no dan certeza de la inscripción definitiva dado que no recibieron, aún,  autorización para hacerlo. Miles de familias se han organizado social y económicamente para poder ayudar y/o sostener a los/as nuevos/as estudiantes y muchos más vienen con gran esfuerzo tratando de permanecer y egresar de las carreras superiores en la espera de respuestas acordes a la demanda de justicia social e igualdad de oportunidades.

Sin embargo, por decisiones políticas inconsultas que obedecen a poco claros intereses,  los actuales “administradores” de la provincia pretenden ignorar los derechos tanto de estudiantes, quienes no podrán estudiar la carrera elegida o se verán obligadas/os a hacerlo en los términos que se les imponga, como los de los y las docentes, que pasarán a engrosar la lista de desocupadas/os.

Afirmamos que nuestras comunidades no avalarán estos cambios que atentan contra la formación profesional, cambios que vienen a profundizar los problemas estructurales que padecemos hace mucho tiempo. Históricamente hemos venido sosteniendo las instituciones públicas y estamos convencidas/os de que no sobran docentes sino, por el contrario, de que faltan políticas públicas que potencien el acceso a los estudios superiores, que garanticen el derecho de enseñar y de aprender en condiciones dignas, que fortalezcan la construcción de ciudadanía.

Nuestras escuelas públicas deben seguir abriendo cada día más sus puertas, deben tornarse cada día más inclusivas y, para ello, el Estado debe atender el sistema de formación, el presupuesto educativo y los salarios  docentes, hoy por debajo de la línea de pobreza.

En este preocupante escenario, los abajo firmantes, docentes del Nivel Superior de la Provincia del Chaco, manifestamos públicamente:

  • Nuestro categórico rechazo a procesos de transformación de ese sistema sin consulta a quienes lo habitamos y construimos cotidianamente -estudiantes, docentes y personal no docente-.
  • Nuestra absoluta defensa del marco legal regulatorio de la Educación Superior en Argentina, constituido por la Ley de Educación Superior Nº 24.521, la Ley de Educación Técnico Profesional N° 26.058 y las disposiciones de la Ley de Educación Nacional y del Consejo Federal de Educación en lo que respecta a los Institutos de Educación Superior.

Asimismo, abogamos por:

  • La revisión y evaluación de prácticas y propuestas pedagógicas, como constantemente lo hemos hecho y lo hacemos, pero siempre con las voces de los/las especialistas en el campo específico y de los/as verdaderos/as protagonistas del sistema formador.
  • El sostenimiento de una perspectiva histórica en esta discusión, así como de una mirada situada, que valore las realidades múltiples de las diferentes jurisdicciones y dentro de cada jurisdicción, en un país federal.
  • La jerarquización de nuestra profesión a partir del reconocimiento y la valoración de nuestro trabajo y de nuestra palabra.
  • El sostenimiento y fortalecimiento del presupuesto de los IES, para coadyuvar a la generación de condiciones para la enseñanza cada vez mejores.
  • El logro de la igualdad de posiciones (Dubet, 2010) de los/as estudiantes y aspirantes de la Educación Superior, que deben contar con la posibilidad de estudiar en sus localidades de residencia, conforme a múltiples modalidades organizativas (lo que incluye la Modalidad Bilingüe Intercultural en el Nivel Superior).
  • La preservación de la identidad y la especificidad de las tradiciones institucionales de educación superior que, antes que verse violentadas, tendrían que ser aprovechadas. En este sentido, “…la experiencia internacional ha demostrado los problemas que genera forzar el pasaje de la formación docente a las universidades, cuando se lo plantea como una solución absoluta para la mejora” 9 (Alliaud y Feeney, 2014, p. 133).

Además, como lo explican Alliaud (2013) y un sinnúmero de especialistas en educación, no hay formas “puras” ni recetas mágicas que en sí mismas instalen la mejora. Para que los cambios inciden en el sistema formador, como en cualquier otro ámbito, se requiere de políticas integrales que no obvien las tradiciones, la historia, los modos de actuación y los saberes de los actores.

Finalmente, invitamos a todos los que hacemos el Nivel Superior del Chaco a pronunciarse respecto de la situación planteada y nos declaramos en estado de alerta y vigilancia permanentes, ante el avance de un discurso que denosta la historia, el conocimiento y los logros alcanzados por el sistema formador docente argentino y, en cambio, endiosa la eficacia, la eficiencia y la optimización de los recursos.”

Adhieren a esta Carta de lectores: Más de 300 delegados Institucionales/Congresales/Consejeros/Docentes y  Estudiantes de 15 Institutos de Educación Superior de la provincia del Chaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *