EL ALGODÓN VOLVIÓ A DESPERTAR ESPERANZAS EN EL DEPARTAMENTO GENERAL GÜEMES

La campaña algodonera está transitando el tramo final de su cosecha y en este año 2018 volvió a tener un fuerte impulso en el departamento General Güemes, logrando duplicar la superficie de la anterior siembra. Así, la zona agrícola algodonera de la región alcanzó una extensión de siembra de 4.440 hectáreas con un promedio de rinde de 1.800 kilos por hectárea y reflotó las esperanzas en el sector.

Los campos sembrados en la zona, la mayoría pertenecientes a pequeños y medianos productores que labraron la tierra para el resurgimiento del oro blanco.

Esto representa una importante remontada de esta  producción que en  los últimos años venía en caída y libre;  y que en la anterior campaña había tocado fondo con una superficie sembrada de apenas 2.550 hectáreas, lo que marcó el registro más bajos de los últimos años. Para muchos, esa situación encaminaba al final de una histórica actividad primaria que fue el motor del gran impulso de la región, ya que no veían grandes oportunidades de un resurgimiento en el corto plazo.

Sin embargo, algunos productores de la zona decidieron volver a apostar a este cultivo y hoy están obteniendo muy buenos rindes, en algunos casos superiores a los dos mil kilos por hectárea. “Es una campaña muy positiva para el sector que se veía envuelto en un clima de incertidumbre y pesimismo, y que hoy ve en el algodón una oportunidad de recuperar algo de lo que históricamente se viene invirtiendo”, remarcaron algunos productores.

La cosecha comenzó en la segunda quincena de marzo y se extenderá hasta fines del mes de junio con una proyección estimativa en las 8 mil toneladas a lo largo de toda la campaña.

LA COOPERATIVA GÜEMES: PRINCIPAL CENTRO DE DESMOTE

El principal centro de acopio y desmote de la región sigue siendo la Cooperativa General Güemes, dotada de infraestructura que había sido pensada para las grandes campañas algodoneras. La entidad brinda asesoramiento técnico y respaldo a los productores durante el año, lo que representa un factor importante para el proceso productivo.

El primer ingreso fue el 23 de marzo proveniente de un productor de la zona de Pampa Toloza con cosecha manual y mecánica. En la primera quincena de la campaña, la cooperativa ya había alcanzado los mil fardos de algodón desmotado, lo que represntaba unos 600 mil kilos de algodón en apenas el 15 por ciento de la campaña.

El algodón desmotado en la Cooperativa General Güemes que se comercializa en el mercado nacional 

Al respecto, el Ingeniero Pértile explicó que “son pequeños y medianos productores de la zona que están obteniendo rindes de entre los 2.000 y 3.500 kilos por hectárea”, y confirmó que los precios varían entre los 7.500 y 8.500 pesos por tonelada, más el IVA.

Esto implica que muchos productores obtuvieron rendimientos económicos superiores a los 15 mil pesos por hectárea, lo que significó una remontada importante teniendo en cuenta los registros de las últimas campañas que fueron altamente deficitarios. Por ejemplo, en la anterior campaña apenas se alcanzó a pagar 5 mil pesos la tonelada con rindes muy bajos.
Desde la Cooperativa Güemes se comercializa en hilanderías del mercado interno. Los primeros 4 equipos fueron a una firma industrial de la provincia de La Rioja y la oferta en la actualidad sigue siendo interesante, aunque se está pagando a plazo de 60 ó 90 días.

RELEVAMIENTO DE LA ZONA

El Ingeniero del Ministerio de la Producción, Hugo Kolzinsky explicó a NORTE que “evidentemente estamos teniendo una buena campaña con una superficie de 4.450 hectáreas que significa el doble de la extensión sembrada la campaña anterior”. Aseguró que “este año el productor va a ganar plata porque además estamos teniendo buenos rendimientos por hectárea”.
El profesional a cargo de la delegación local del Ministerior precisó que “la calidad del producto está entre C ½ y C ¾ y las condiciones climáticas para este sector fueron muy favorables, a diferencia de otras especies”.

Con respecto a las perspectivas para el futuro inmediato, Kolazinsky anticipó un panorama alentador al remarcar que “se espera un incremento mayor para la campaña 2018 – 2019”. Esto se debe a partir de los resultados que se están obteniendo en la actualidad donde muchos productores van a retomar esta actividad y otros probablemente incrementen la superficie de este año.

Por otro lado remarcó el respaldo que el Gobierno Provincial les brindó a los productores en cuanto a la provisión de semillas y combustible para que puedan reactivar esta actividad. “El Gobierno le entregó 15 litros de combustible por hectárea y semilla fiscalizada a los productores de la zona incluidos en el registro algodonero, como así también fueron asistidos con insecticidas para el control de plagas”, remarcó.

LOS REGISTROS ANTERIORES

• Los registros de los últimos cinco años marcan una remontada importante del algodón en el departamento Güemes con relación a la campaña anterior.

Según datos oficiales del Ministerio de la Producción, la cosecha algodonera venía sufriendo una caída importante año tras año como consecuencia de factores económicos y climáticos.

Con un panorama adverso, durante la campaña anterior 2016/17 se registró el piso más bajo de las últimas décadas con un total de 2.550 hectáreas en toda la zona productiva del departamento General Güemes. Anteriormente, en la 2015/16 la superficie fue de 3.700, mientras que en el 2014/15 la extensión fue de 4.890. El registro más alto de los últimos cinco años fue en la temporada 2013/14 con una superficie sembrada de 7.400 hectáreas.

Ahora, con los datos actuales, muchos sectores de la cadena productiva se mostraron optimistas respecto de los próximos años, que en caso de seguir esta tendencia, podría significar un nuevo impulso para esta actividad.

*Por José María Cuellar (Publicado en Suplemento NORTE RURAL)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *