Inseguridad: los hechos delictivos se repiten en el viejo edificio del hospital 4 de Junio

SAENZ PEÑA  – El traslado del sector de Guardia de Emergencia del Hospital 4 de Junio al nuevo edificio con el objetivo de brindar una mejor atención a los cientos de pacientes que buscan asistencia allí tiene consecuencias colaterales que nada tienen que ver con la salud sino con hechos delictivos que sistemáticamente fueron moneda corriente en el viejo edificio, como son los robos.

 

Otra vez el traslado, en este caso de la guardia, fue noticia por este tipo de situaciones. Es que en el espacio donde funcionaba con anterioridad hoy se nota la falta de dos equipos de aire acondicionado, uno de los cuales fue sustraído aprovechando el movimiento generado por el cambio.

Pero además una ambulancia que se encontraba en la parte posterior del viejo servicio de emergencias sufrió el robo del estéreo y días antes en otro caso que resultó de no creer otra ambulancia que se encuentra estacionada en el sector de movilidad sufrió la sustracción del sistema de balizas que la caracteriza y es elemental para el desarrollo de la tarea.

Pero no fueron los únicos hechos que se registraron y demuestran el grado de vulnerabilidad del viejo edificio del nosocomio, también el robo de tres motocicletas en el sector de Maternidad puso al descubierto una práctica recurrente por parte de los delincuentes, que aprovechan la falta de custodia policial en el amplio predio, totalmente abierto.

Por eso se aguarda que con la mayor celeridad posible se culmine el traslado de todos los servicios al nuevo edificio para garantizar una mejor seguridad.

La historia vuelve a repetirse

Con lo ocurrido tras el traslado de la Guardia de Emergencias la historia vuelve a repetirse recordando lo sucedido cuando comenzó el traslado de las distintas dependencias administrativas que ocupaban la planta superior en una de las alas (en la otra se encontraban los consultorios) del viejo edificio.

En aquella oportunidad, aprovechando la ausencia de vigilancia, la zona fue literalmente saqueada por personas que arrasaron con todos los elementos que pudieron sacar, como las estructuras metálicas que servían para delimitar las distintas dependencias y cualquier tipo de artefactos, dejando en el lugar solamente un montón de documentaciones pertenecientes al nosocomio esparcidas por toda la zona.

En la guardia la seguridad

En la Guardia de Emergencias el problema de seguridad no era solo externo, sino que también se registraron hechos violentos en el interior que fueron denunciados por profesionales que en varias oportunidades vieron amenazada su integridad física ante los atropellos de familiares de pacientes, sufriendo inclusive agresiones físicas y produciéndose roturas de dependencias o elementos pertenecientes al sector.

Se habló de instrumentar vigilancia policial las 24 horas, colocar cámaras de seguridad y hasta la creación de un destacamento policial. De estas tres cuestiones solo se cumplió la primera, aunque por estos días y por los últimos hechos se vuelve a insistir con la posibilidad del destacamento policial.

Reclamo urgente

A la par que consideraron que ciertos sectores del viejo hospital “se han convertido en tierra de nadie”, trabajadores de los distintos servicios que todavía funcionan en la vieja estructura reclamaron a las autoridades correspondientes “la implementación de custodia o vigilancia”.

El reclamo casi desesperado solicita “presencia policial las 24 horas del día teniendo en cuenta que el hospital no tiene custodia en el interior del predio y la situación de inseguridad se agrava día a día”. Además, los mismos empleados temen por su integridad física y por sus bienes personales.

 

ambulancia 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *