Inundaciones y sequía, las adversidades que aquejan en el Impenetrable

En distintas regiones del Impenetrable los fenómenos climáticos provocan estragos en la población.  Por un lado, cientos de pobladores ribereños están aislados por el agua como consecuencia del desborde del Río Bermejo y la inminente amenza del Bermejito; mientras que en el resto del Impenetrable padecen una tremenda sequía. Este contraste también lo sufren miles de animales y grandes extensiones de siembras.

• En la zona de Comandancia Frías, equipos de asistencia llevan mercadería, alimentos y medicamentos en canoas para los pobladores aislados.

La realidad muestra que numerosas poblaciones cercanas a los ríos quedaron aisladas como consecuencia de la gran cantidad de agua que desbordó del temible Río Bermejo, ocasionando pérdidas materiales y obligando a cientos de familias a salir de sus hogares y sacar sus animales en búsqueda de refugios hacia las zonas secas.

 

En la zona del interfluvio, los caminos por el desborde del río (Foto José Delicia)

Están literalmente aislados, solamente reciben asistencia por parte de brigadas que ingresan en canoas a llevar mercadería, asistencia sanitaria y en algunos casos algo de alimento para los animales. Este escenario comenzó en el norte del departamento Güemes pero ya afecta a poblaciones de la zona del Interfluvio.

Por otro lado, la falta de lluvias provoca estragos en algodonales, animales vacunos y en las poblaciones rurales del resto del Impenetrable. Desde el 20 de enero que no se registran lluvias importantes y las condiciones de los suelos, más los elebados calores hicieron que prácticamente la mayoría de los reservorios se consumieran en apenas 40 días.

Cientos de poblaciones sufren la sequía. Los Municipios de Castelli y Miraflores acarrean agua para los animales en camiones y es inminente la declaración de emergencia y desastre agropecuario

Desde los Municipios de Miraflores y Castelli trabajan intensamente con el acarreo de agua en camiones para asistir a sus respectivas poblaciones. “La situación es muy crítica y estamos desbordados de pedidos de los pobladores rurales para que les llevemos agua para sus animaes”, expresó la responsable del área de Producción del Municipio de Castelli Jéssica Klóster. Castelli cuenta con cuatro camiones que cumplen esa tarea cotidianamente llevando agua a las localidades de Zaparinqui y Asustado, y además a los campos particulares.

El pasado 28 de febrero se reunió la Subcomisión de Emergencia Agropecuaria local donde analizaron la situación y los daños ocasionados por la falta de lluvias, tanto en la producción agrícola como en la ganadería. Dejaron en claro que si en los próximos días no llueve “la situación va a empeorar, por lo que seguramente estaremos en emergencia y desastre agropecuario”.

En la zona rural de Miraflores el panorama es más complejo ya que hay casi 100 parajes rurales muy distantes y con caminos muy difíciles de transitar por la tierra; y como agravante de la situación el Municipio sólo cuenta con un camión que recorre cientos de kilómetros diarios para llevar asistencia a las poblaciones.

*Por José María Cuellar (publicado en diario Norte el 07/03/2020)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *