La carta del Papa tras la muerte de Hebe de Bonafini: «Quiero estar cerca de todas las personas que lloran su partida»

El papa Francisco envió una carta a la Asociación de Madres de Plaza de Mayo tras la muerte de Hebe de Bonafini en la que expresó sus condolencias y destacó la histórica lucha de su titular. «Queridas Madres, en este momento de dolor por la muerte de Hebe de Bonafini, madre de la plaza, quiero estar cerca de Ustedes y de todas las personas que lloran su partida», expresó.

En otro pasaje de la misiva, destacó: «Supo transformar su vida, como Ustedes, marcada por el dolor de sus hijos e hijas desaparecidos en una búsqueda incansable por la defensa de los derechos de los más marginados e invisibilizados. Recuerdo, en el encuentro que tuvimos en el Vaticano, la pasión que me transmitía por querer darle voz a quiénes no la tenían».

La carta completa.

Asimismo, la máxima autoridad eclesiástica se comunicó con el espacio para asegurar que acompañará el fallecimiento de la militante por los derechos humanos «con la oración pidiéndole al Señor que le regale el descanso eterno y no permita que se pierda todo el bien realizado; y, a Ustedes, las conforte y acompañe para seguir siendo las Madres de la Memoria».

«Rezo por Ustedes; por favor, no se olviden de rezar por mí. Que Jesús la bendiga y la Virgen Santa las cuide. Fraternalmente», concluyó el Papa.

A pesar de sus críticas a la Iglesia Católica, a quien denunció por complicidad con la dictadura militar, la «madre de todas las madres» forjó una relación cercana y de mutuo respeto con Jorge Bergoglio, a quien visitó en Roma. Desde la Asociación de Madres de Plaza de Mayo compartieron la misiva a través de sus redes sociales y recordaron que Hebe de Bonafini y el Papa «se querían mucho».

En 2016, la titular de las Madres visitó el Vaticano en un encuentro con Bergoglio que se extendió durante dos horas, luego de que el sumo pontífice la haya invitado para conversar.

«Con Francisco nos pasó lo mismo que con Néstor Kirchner. Tal vez no conocíamos demasiado el trabajo de Bergoglio. Me parece que Bergoglio, cuando se transformó en Francisco creció más todavía, y se lo dije, le dije que me disculpaba porque me había equivocado, que había pensado lo mismo que con Néstor, que no eran lo que parecía. Uno tiene que reconocer cuando se equivoca y eso hacemos las Madres», supo afirmar de Bonafini en conferencia post reunión.

Fuente: Noticias Argentinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!