LA JUSTICIA BUSCA EN 23 MIL IMÁGENES SI APARECE EL SOSPECHOSO POR LA MUERTE DE ALBERTO NISMAN

En la fiscalía de Eduardo Taiano observan las capturas de todas las cámaras que funcionaban en el edificio, mientras sigue el examen de 45 mil llamadas.

Números. Con ellos se van definiendo los avances de la investigación en la que se busca determinar quién asesinó al fiscal Alberto Nisman. La fiscalía a cargo de Eduardo Taiano investiga 23.000 imágenes de todas de las personas que ingresaron durante el fin de semana previo a hallar el cuerpo sin vida del ex fiscal; 45.000 comunicaciones telefónicas están siendo analizadas, se tomaron más de 450 declaraciones que mostraron lo frágil que era la seguridad del complejo Le Parc, y más de 200 equipos informáticos están siendo peritados. Todo apunta a clarificar y dar con los responsables de la muerte de Nisman.

A cuatro años de la muerte del titular de la UFI AMIA, la principal incógnita que prevalece en los Tribunales Federales es quién fue el responsable directo del homicidio que conmocionó al país el 18 de enero de 2015. A la fecha sólo se encuentran implicados Diego Lagomarsino, procesado como partícipe necesario del asesinato del ex fiscal y los custodios de Alberto Nisman, acusados de incumplimiento de los deberes de funcionario público y dos de ellos como encubridores, al no cuidar como corresponde al fiscal muerto aquel enero de 2015.

La premisa de la causa es que el ex fiscal «fue víctima de un homicidio», dando por descartado que se quitó la vida por el supuesto temor de tener que explicar en el Congreso su denuncia contra Cristina Kirchner y parte de su gabinete, a quienes acusó de encubrimiento del atentado contra la sede de la AMIA.

«Nos encontramos frente a una investigación en la que se ha logrado acreditar prima facie que Alberto Nisman fue asesinado y que dicho suceso fue directa consecuencia de la denuncia que formulara el 14 de enero de 2015 como titular de la Unidad Fiscal de Investigación del atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA», indicó la Cámara Federal porteña en 2018, después de la que la causa pasara de la justicia ordinaria a la federal por orden de la Corte.

Por eso, el fiscal Taiano -que tiene delegada la investigación por orden del juez Julián Ercolini- tomó la decisión de hacer foco en las cámaras de seguridad del edificio Le Parc donde vivía Nisman. Pero se trata de un trabajo arduo: un análisis cuadro por cuadro, imagen por imagen, de cada persona que durante ese fin de semana de enero ingresó al complejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.