Las cámaras de comercios del norte advierten: “será muy difícil que podamos remontar esta brutal caída”

Ante la asfixiante situación financiera que atraviesan los comerciantes de todas las localidades de la zona producto de la falta de ventas, las Cámaras de Comercio del norte chaqueño emitieron un documento en forma conjunta donde describen la situación y piden medidas urgentes.    En este sentido, aseguran que “será muy difícil que podamos remontar esta brutal caída sin llegar a la cesación de pagos, lo que provocaría un quiebre en las relaciones con nuestros proveedores, futuro cierre de cuentas bancarias o cierre de estas empresas”.

El documento fue elaborado por los representantes de las Cámaras de Comercio de Castelli, Miraflores, Villa Río Bermejito y Tres Isletas donde además advierten que “esta situación nos va a llevar al quiebre de pequeñas empresas que en su mayorías son familiares, ellas acuciadas por la poca o nula ventas, con altos costos en materia salariales, impositivas y el pago de servicios”.

Si bien destacan que “el paliativo otorgado por el gobierno para las familias de escasos recursos generó un movimiento en las distintas localidades”, dejan en claro que “no alcanza para el parate que existe en las industrias, comercios, servicios de espectáculos, cuentapropistas, (peluqueros, albañiles, librerías, salones de eventos, tiendas, zapaterías, ladrilleros, pintores, ópticas, artículos del hogar, energía rural, cable, etc.) rubros todos castigados por la cuarentena obligatoria”.

Por otro lado, remarcan que “el colapso que los bancos están ocasionando no tiene paliativos, todo ello con la imposibilidad de efectuar depósitos (aquellos que aún tenían ahorros) para el pago de cheques ingresados, los cuales fueron devueltos por fuerza mayor, en algunos casos, y en otros pagados en descubierto, los últimos con el agravante de las altas tasas bancarias por esta situación forzada”.

Plantean que el gobierno nacional “tiene una mirada muy corta que no alcanza a entender las realidades que viven pequeñas localidades del norte chaqueño, como Sauzalito, Fuerte Esperanza, Miraflores, Rio Bermejito, J.J. Castelli, Tres Isletas, Pampa del Infierno, Misión Nueva Pompeya; entre otras, ofreció una ayuda para el pago de los salarios pero con condiciones que no se pueden aplicar a nuestra zona, todo ello por las costumbres que imperan en la relación empleado-empleador que en algunos casos es hasta de amistad o familiar”.

Finalmente, proponen una serie de medidas que podrían adoptar los gobiernos, tanto municipales como provincial, para paliar la situación: “Rescatar las economías regionales con otorgamiento de créditos blandos con tasas subsidiadas, prórrogas en pagos de impuestos y servicios, no pedidos de informes previsionales para las operaciones bancarias u otorgamiento de créditos, por el plazo de 360 días”.

También proponen “flexibilizar la apertura de algunos rubros, sin dejar de intensificar los controles de bioseguridad establecidos para cada rubro en particular, con atención de sus propios dueños en algunos casos o con personal reducido”.

“Concluyendo, no queremos transformarnos en delincuentes porque rompés las normas, cuando en la desesperación llamamos por teléfono a los clientes y a puertas cerradas les cobramos o vendemos, los empresarios y comerciantes serios no somos ningunos delincuentes que tenemos que estar trabajando a escondidas, Y esperemos que no se cumplan las predicciones de algunos diciendo que cuando esto termine estaremos todos juntos en el VERAZ”, finalizan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *