POR “PELIGRO DE ELECTROCUCIÓN”, LA ESCUELA SECUNDARIA GENERAL GÜEMES TUVO QUE SUSPENDER LAS CLASES

La Dirección de la Escuela de Educación Secundaria Nº 184 “General Martín Miguel de Güemes” tuvo que suspender el dictado de clases debido a que la lluvia  podría afectar  las instalaciones eléctricas,lo que implicaba “un peligro de electrocución”, tanto para estudiantes como para el personal docente.

El deterioro edilicio preocupa a la comunidad educativa: Techos, paredes, aberturas, sanitarios e instalaciones eléctricas (Foto archivo año 2017)

Esto se debe a la delicada situación edilicia como consecuencia de un prolongado deterioro en general, con graves falencias en las instalaciones eléctricas, lo que implica un riesgo latente tanto para el personal docente como para los estudiantes.

VER: SUSPENDEN LAS CLASES EN LA EES 184 POR PELIGRO DE ELECTROCUCIÓN

Ante esta situación que preocupa a la comunidad educativa, se decidió suspender las actividades para evitar la permanencia  de personas en el interior del edificio, teniendo en cuenta las condiciones climáticas  durante la mañana del martes en esta ciudad.

La EES 184 es una institución histórica de Castelli, declarada recientemente “Patrimonio Histórico del Chaco” por la Cámara de Diputados que sesionó en Castelli.

Sin embargo, paradógicamente, el edificio presenta un avanzado estado de deterioro en sus instalaciones eléctricas, en sus aberturas, paredes, sanitarios  y techos;  producto de la falta de inversiones públicas por parte de Estado provincial.

A lo largo de las últimas décadas, desde la institución a través de sus directivos, del personal docente y de la Comisión Cooperadora se han realizado numerosos pedidos de refacción edilicia, pero lo único que en algunas oportunidades se han conseguido fueron pequeñas refacciones parciales, que al poco tiempo terminaron convirtiéndose en nuevas deficiencias.

El año pasado, en el marco de los preparativos para los festjos de los 60 años de la institución, desde el  Municipio se realizaron algunas refacciones parciales en un trabajo en conjunto con la Comisión Cooperadora.

Este año, la comunidad escolar lanzó un bono solidario que se sorterá el próximo 22 de noviembre con el objetivo de recaudar fondos para cubrir gastos de mantenientos, aunque el edificio necesita una reparación total y evidentemente en estas condiciones se ha convertido en riesgo  latente para los estudiantes y docentes.

*Fotos archivo 2017

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *