Resistencia, una selva: tres chicos golpeados y asaltados por 20 sujetos movilizados en 15 motos

En el amanecer del domingo 27 de noviembre, tres adolescentes que caminaban por el centro de Resistencia fueron víctimas de un brutal «robo piraña» perpetrado por unos 20 sujetos que se movilizaban en no menos de 15 motos.

Las imágenes, difundidas por Sise Argentina, la empresa de videovigilancia que monitorea distintos sectores de la ciudad, son impactantes y exponen crudamente el auge de la delincuencia en el área metropolitana.

La filmación muestra a los tres chicos caminando por la cuadra de calle Vedia con numeración del 300 al 400 -es decir, entre  calles Salta y Santiago del Estero-, cuando de repente aparece un verdadero enjambre de motocicletas, que ingresando a la calle en contramano, rodea a los adolescentes.

A partir de allí se desata una cacería por parte de los delincuentes hacia sus víctimas, que corren tratando de huir. Dos no lo logran, por lo que son golpeados y asaltados por los agresores, todos también jóvenes.

Los atacantes requisan a los chicos hasta quitarles sus celulares y el dinero que llevaban en encima, mientras algún vehículo aparece en la calle y nadie atina a intervenir en la situación.

Todo el ataque dura aproximadamente un minuto, y el informe de Sise se limita a señalar que se dio aviso del hecho al servicio policial 911. Pero la Policía del Chaco no informó hasta ahora del hecho ocurrido el fin de semana, ni mucho menos si se logró detener a alguno de los delincuentes.

El increíble hecho ocurrió a apenas cuatro cuadras de la plaza central de Resistencia, y a cinco de Casa de Gobierno, cuando ya comenzaba a asomar la luz del día.

Sobre las motos circulan hasta dos y tres personas al mismo tiempo, y prácticamente todos se movilizan sin cascos, por lo que cabe otra pregunta: ¿No se podría haber evitado lo ocurrido si hubiera controles adecuados en el tránsito de la ciudad, a toda hora, que quiten de circulacion a los vehículos que son conducidos de esta manera?

¿Cómo pueden quince motos tripuladas por una veintena de personas circular por el centro, transitar calles en contramano, hacerlo ruidosamente y sin cascos, sin que ningun móvil policial o agente de tránsito advierta esa situación?

Por último, si esto sucede en el microcentro de la capital de la provincia, que se supone más custodiado que el resto de la ciudad y que el resto del Chaco, ¿qué queda para las víctimas potenciales de este tipo de delincuencia en barrios y localidades?

*Fuente: Norte Digital

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!