12 años del crimen de Roseo: su hija reveló que ese día fue a ver a su padre y uno de los asesinos le abrió la puerta

En una publicación alusiva a esta triste fecha, Lucía Roseo Cuellar recordó que ese día 13 de enero del 2011 llegó a la casa de su padre, y que uno de los asesinos le abrió la puerta. En ese momento decidió irse del lugar, sin saber quién era esa persona y lo que en el interior estaba sucediendo. «Fue un ángel, fue Dios o simplemente el destino que no quiso que yo también fuera asesinada ese día, no lo sé. Sólo sé que sobreviví para luchar incansablemente y pedir Justicia hasta mi último día de mi vida , expresó en su cuenta de Facebook.

LA PUBLICACIÓN

«El día 13 de enero de año 2011 a las 7;55 horas aproximadamente acudí a la casa donde residía mi papá (ya que comencé a ayudarle en tareas laborales luego de haber terminado el colegio secundario). Llegué en mi moto, bajé y golpeé la puerta. Una, dos, tres veces y él no salía. Me pareció raro y hasta llegué a molestarme por hacerme esperar. Luego de unos minutos salió un tipo extraño y me saludó con un ´Buenos días´ y volvió a ingresar a la casa donde vivía mi padre.

Yo tomé mi moto y decidí irme a mi casa y volver más tarde. Lo que no sabía es que en ese momento dentro de esa casa estaban torturando y asesinando a mi papá Manuel Roseo y a su cuñada Nely Bartolomé. 

Después de unos años, durante el juicio por los asesinatos, supe que uno de los asesinos fue el que salió, me saludó y volvió a entrar a la casa. Y que luego volvió a salir para decirme que entrara pero vio que yo ya me estaba alejando del lugar.  Fue un ángel, fue Dios o simplemente el destino que no quiso que yo también fuera asesinada ese día, no lo sé. Sólo sé que sobreviví para luchar incansablemente y pedir Justicia hasta mi último día de mi vida.   Por siempre en nuestros corazones. Te amamos «,expresa en su publicación en redes sociales.

A 12 AÑOS DEL CRIMEN 

Se trata del doble crimen más impresionantes de la historia del Chaco,  donde  la justicia chaqueña condenó a prisión perpetua a Luis ‘Gusano‘ Menocchio, Claudio Gómez y Salvador Borda.

Sin embargo, en el entorno familiar quedó la sensación de que no se hizo justicia,  y al respecto el abogado Carlos Del Corro siempre deja en claro que «la justicia se apresuró a condenar a tres sicarios, dejando fuera de todo cuestionamiento a los autores intelectuales». En este sentido, plantea que «el crimen tuvo desde el principio todo el aspecto de ser por encargo y de estar manipulado desde altas esferas del poder político, provincial y nacional».

*Foto: Facebook Lucía Roseo Cuellar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!