Buitres: si no postergan la fecha tope, analizan pagar con reservas

Lo estudia Cambiemos por si en la Corte no consiguen más plazo para colocar los bonos para el acuerdo. Los límites legales.

 

El gobierno de Mauricio Macri se prepara para la audiencia del próximo 13 de abril fijada por la Corte de Apelaciones de Nueva York, que analizará el pronunciamiento de Thomas Griesa por el que habilita a la Argentina a llevar adelante los pagos referidos al juicio contra los fondos buitre.

Para esa fecha, los escenarios que analiza el equipo económico del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, serían en principio dos: el primero y más probable es que la Corte de Apelaciones extienda el plazo para cumplir con los límites establecidos por el magistrado neoyorquino como un pacto de común acuerdo entre las partes, permitiendo al Gobierno contar con un plazo para las emisiones de deuda que fueron autorizadas por el Congreso Nacional con la sanción del Senado de esta semana.

Es, para el conjunto de los analistas, el camino con mayores posibilidades porque estaba previsto extender el plazo si se mostraban avances como la derogación de la Ley Cerrojo y de Pago Soberano, capítulo ya cerrado para los legisladores, al igual que los anuncios de emisiones de bonos para compensar los montos del pago en efectivo a los acreedores.

Una segunda opción, en el caso de que no exista un acuerdo para extender los plazos en favor del país, es el pago a los acreedores que acordaron con el Gobierno antes del 29 de febrero. A todos ellos se les podría pagar en conjunto y la suma ascendería a unos US$ 6.100 millones. El pago se realizaría con reservas internacionales del Banco Central, que al cierre del jueves se ubicaban en torno a US$ 29.580 millones.

Guillermo Nielsen señaló que es “un camino totalmente viable, se puede pagar a un conjunto de fondos y después de unos siete o diez días se puede recomponer ese monto con las emisiones”, concluyó.

La idea también formaba parte de los escenarios posibles para la Argentina esta semana en el Congreso, cuando el Senado dio por aprobada la norma que habilita al Ejecutivo a realizar el pago a los acreedores y a emitir deuda por unos US$ 12.500 millones. Los legisladores macristas desdramatizaron la fecha límite del 14 abril como límite para efectivizar los pagos y apuntaron a un primer pago a algunos fondos para poder completar el total en el transcurso de unos pocos días.

Desde la mirada de Aldo Pignanelli, este segundo camino no es probable. “El artículo 2 de la ley que el Congreso acaba de aprobar dice claramente que no se pueden realizar pagos parciales de la deuda, de la misma forma que establece que no se realizarán pagos si no se dan los avales legales”, resumió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *