CARLOS BENEDETTO: “LOS ABORÍGENES ESTÁN DISPUESTOS A DIALOGAR Y NEGOCIAR CON EL ESTADO”

El Exintendente de Castelli y defensor de las comunidades indígenas, Carlos Benedetto, explicó los antecedentes histórico de la lucha por las tierras en Miraflores y aseguró que “las comunidades están dispuestas a dialogar y llegar a un acuerdo”
Benedetto estuvo este sábado por la mañana en el programa Sin Vueltas en FM Norte donde remarcó que “los diferentes gobiernos han cometido errores sistemáticamente en el manejo de las tierras y ahora no saben cómo resolverlos”. Ratificó su firme defensa de los derechos de los pueblos originarios y recalcó que “hay que respetar lo que les corresponde”, haciendo referencia a las tierras dentro de las 10 mil hectáreas.  Además hizo referencia a un video que se viralizó en las redes sociales donde se lo observa alterado en circunstancias en las que había llegado para interiorizarse de los episodios del pasado miércoles en Miraflores.

Con respecto a las alternativas de soluciones, sostuvo que “las comunidades indígenas están predispuestas a negociar con el Estado siempre y cuando se respeten sus derechos”. Al respecto, adelantó que una posible salida al conflicto sería que el Gobierno haga un buen ofrecimiento de darles otras parcelas de tierras que sean productivas y que a cambio de eso las familias podrían abandonar los asentamientos que mantienen en distintos lotes privados desde el año pasado.

El conflicto por las tierras se mantiene y desde el año pasado hay más de 40 familias radicadas en distintos lotes, en su mayoría de propiedad privada, a pesar de estar dentro de la reserva de 10 mil hectáreas.

Con relación al otorgamiento de estas tierras a comunidades indígenas, Benedetto recordó que en 1.931 el Gobierno Nacional les cedió ese territorio a cambio de que desalojaran la región donde actualmente está la ciudad de Castelli, y aseguró que hay numerosas documentaciones que respaldan aquel acuerdo.

Sin embargo, sostuvo que no se trata de exigir que se restituyan las parcelas que están ocupadas por grandes asentamientos poblacionales, entre ellos la localidad de Miraflores, sino que se exige un renegociación superadora donde el Estado les otorgue otras parcelas a las familias indígenas para que se puedan desarrollar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *