COMIENZAN LAS AUDIENCIAS EN EL JUICIO POR EL CRIMEN DEL COMERCIANTE DE MIRAFLORES EDUARDO JÉPIK

Este jueves comenzarán las audiencias en los tribunales de Castelli en el marco del juicio por el crimen del comerciante de Miraflores Eduardo Jépik, ocurrido el 9 de noviembre de 2016.
El caso tiene a un sólo imputado, acusado de haber asesinado al comerciante con un mazazo en la la cabeza, pero para la familia de la víctima “se trata de una persona inocente a la que involucraron injustamente para encubrir a los verdaderos responsables del crimen”.

El acusado es Iván Alejo, un joven Qom de 21 años quien había sido detenido a los pocos minutos del hecho junto a otros dos menores que posteriormente recuperaron la libertad. La investigación está matizada de todo tipo de sospechas, tanto por parte de la familia de Jépik, como por parte del abogado Mario Villafañe, defensor del imputado.
A pocas horas del incio del juicio, al ser consultado, Villafañe realizó graves acusaciones respecto de los procedimientos de la investigación, donde denunció “la existencia de pruebas plantadas, de encubrimientos, de pericias mal realizadas , de alteración de elementos y de contaminación de pruebas”. La acusación es por supuesto “Homicidio agravado por alevosía” y la fiscalía pidió condena perpetua para Alejo.
Este jueves será la audiencia preliminar, donde debería declarar el imputado y durante el proceso habrá más de 40 testigos.

EL MENSAJE DE LA FAMILIA
Desde el entorno familia de Eduardo Jépik, expresaron un contundente mensaje a pocas horas del inicio del juicio. “A pocos días de que se cumplan 2 años del asesinato de Eduardo Jepik, comerciante de Miraflores, comienza el juicio. Un caso que generó más dudas que certezas, con un detenido al que la mayoría menciona como inocente, con una fiscal al parecer con poco profesionalismo para llevar adelante un caso tan importante y complejo. Llevan a juicio a una persona que los familiares apuntan como inocente. Los testigos mencionan a personas que nunca fueron citadas a declarar. El único detenido y posible condenado podría ser inocente, pero esto al parecer la Justicia no lo tiene en cuenta.
Sabremos realmente que pasó aquel anochecer del 9 de noviembre de 2.016, cuando lo encontraron a Eduardo con el cráneo totalmente destruido sin ni siquiera defenderse, ¿siendo atacado de atrás? Vecinos, familiares y amigos dicen: estamos cansado de pedir que se nos escuche, pedimos que se esclarezca, queremos justicia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *