CON LOS SERVICIOS DE AGUA Y ENERGÍA ELÉCTRICA GARANTIZADOS, AHORA CASTELLI DEBERÁ PROMOVER EL DESARROLLO INDUSTRIAL

*Por José María Cuellar:  “Siempre se supo que para promover la radicación de industrias era imprescindible garantizarles los servicios esenciales de energía eléctrica y agua potable. Si bien todos los gobiernos hablaron históricamente del desarrollo industrial de Castelli, en el fondo sabían que era muy difícil seducir a emprendimientos industriales sin la garantía de estos servicios.
Sin embargo, en el cierre de este 2017 y después de décadas de postergaciones, Castelli está en condiciones de pensar en promover la llegada de distintos tipos de inversiones que le den ese impulso que necesita desde el punto de vista industrial.

Primero con la inauguración del acueducto Lavale -Castelli en el 2015, que significó la solución al problema de agua potable; y recientemente con la puesta en funcionamiento de la estación transformadora de 132 Kv, evidentemente el escenario ha cambiado. A esto habrá que sumarle la inminenente llegada en los próximos años del gasoducto a través de uno de sus ramales del interior provincial.

Si bien existen importantes empredimientos en el parque industrial, es necesario pensar en nuevas inversiones, teniendo en cuenta el lugar estratégico que ocupamos como ciudad cabecera del Impenetrable chaqueño. Pensar en empresas que puedan procesar la materia prima de la región y darle ese valor agregado a los productos que año tras año salen, muchas veces a precios irrisorios.

Desde el Ejecutivo Municipal anhelan poder avanzar el próximo año en solucionar un conflicto judicial con un predio de 40 hectáreas ubicado a 7 kilómetros del acceso por la Ruta Nacional Nº 95 donde se pretende habilitar el nuevo parque industrial. Pero sin dudas, ese proyecto deberá ir acompañado de estrategias de promoción, con políticas de Estado que impulsen el desarrollo de este sector en esta región de la provincia.
Por otro lado, lamentablemente varios sectores de la producción primaria están cerrando un año muy negativo con grande pérdidas económicas.

En el caso de la producción de sandía y zapallos, la campaña fue adversa como consecuencias climáticas y debido al crecimiento de otras regiones productivas de provincias vecinas que impactaron en la demanda de los grandes mercados. También la apicultura cierra un año adverso con un retraso importante en la producción, fundamentalmente por razones climáticas que afectaron la floración.
Las esperanzas siempre están puestas en el futuro, y es ese espíritu que sin dudas nos moviliza y nos renueva de esperanzas de un 2018 próspero para toda nuestra comunidad. ¡Felices fiestas y próspero año nuevo!”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *