DENUNCIAN QUE ABOGADOS ESTAFARON A SUS CLIENTES EN UN JUICIO

“Los damnificados cobraron 20.000 pesos, pero firmaron una autorización plena por 200.000 pesos para cobrarle a una compañía de seguros”, resumió el Dr. Nelson Valenzuela, abogado de tres personas oriundas de Pampa del Infierno.
La denuncia presentada por tres personas oriundas de Pampa del infierno contra abogados del fuero local y de Charata, contra una escribana y contra quien sería esposo de una de las profesionales del Derecho, amenaza con desatar un nuevo escándalo judicial en la segunda Circunscripción ya que también sospechan de la intervención de algunos funcionarios judiciales para consumar la maniobra.

Este nuevo caso tiene origen en una demanda civil planteada por Marianela López, Norma Gómez y Marcelo Cuellar contra Demetrio Castaño y la compañía aseguradora San Cristóbal por un accidente ocurrido en la localidad de Pampa del infierno. Los protagonistas de la colisión fueron las dos mujeres que iban a bordo de una motocicleta, que era propiedad de Cuellar, sufriendo “lesiones físicas de carácter leve” y Castaño que conducía una camioneta. Tras el siniestro, los damnificados contrataron a dos abogados que ejercen el en fuero local para que los represente en el litigio en carácter de apoderados.

Los denunciantes indicaron que “luego de tres años nuestra abogada nos llamó para comunicarnos que nos convenía hacer un arreglo con el seguro porque era inminente que íbamos a perder el juicio, lo que además nos significaría hacernos cargo de un alto costo en lo referente a los honorarios de los abogados y por lo tanto era más conveniente firmar un acuerdo”.

Las víctimas “aceptaron el supuesto acuerdo con la aseguradora” y por ello viajaron a Sáenz Peña acompañados por la abogada “dirigiéndose el estudio notarial de una escribana donde se encontraba el otro abogado. Allí firmamos el supuesto convenio y al regresar a Pampa del Infierno la abogada nos hace entrega de la suma de 20 mil pesos en efectivo ya que el resto (otros 25 mil) se los quedó ella en concepto de honorarios y gastos del juicio”, explicaron.

En aquel momento, según recuerda una de las personas damnificadas “la abogada estaba muy apurada por lo que nos dijo que firmáramos rápido porque tenía que regresar a Pampa del Infierno”.

El relato continúa diciendo que tras ese suceso “unos 6 meses después por comunicación con un amigo de Cuellar, este se entera viendo despachos del Poder Judicial que habían ganado el juicio y que la suma a percibir era de 750 mil pesos” comentó el actual abogado de los damnificados Nelson Valenzuela.

La maniobra dudosa

Presumiendo que se encuentran ante una presunta estafa, López, Gómez y Cuellar deciden consultar a otro profesional y así es que llegan al Dr. Nelson Valenzuela y al consultar las constancias que obraban en el expediente que “lo firmado en la escribanía no era un acuerdo con la aseguradora sino una cesión de derechos litigiosos a dos personas, uno sería el esposo de la abogada y el otro un profesional de la ciudad de Charata, quienes una vez que lograron nuestras firmas se presentaron a reclamar por los derechos que corresponden a quienes hoy son mis clientes cuando son personas a las que mis clientes ni siquiera han visto, menos manifestarle intención alguna de cesión de derechos, e incluso ni cruzaron llamadas telefónicas, a cambio de la suma de 200 mil pesos” comentó a este diario Nelson Valenzuela.

FUENTE: Diario Norte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *