DOMINGO PEPPO SE BAJÓ DE LA PELEA POR LA GOBERNACIÓN

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, intercedió en la interna chaqueña y finalmente el gobernador Domingo Peppo se bajó de la pelea por la reelección para dejarle vía libre al ex jefe de gabinete de Cristina Kirchner, Jorge «Coqui» Capitanich, quien será el candidato de ese espacio en la elección provincial del 13 de octubre.

Fernández se reunió con Peppo el miércoles por la tarde después de la reunión que los gobernadores tuvieron en el centro porteño. Según pudo saber Clarín, en su oficina el candidato presidencial le pidió al mandatario que se baje en pos de la unidad peronista y le prometió un lugar en un futuro gobierno suyo como embajador. El destino, sería Asunción, en Paraguay; a poca distancia de su provincia.

La noticia se da sobre el plazo de cierre de candidaturas -que vence este sábado a la medianoche- de cara a las elecciones provinciales del 13 de octubre para elegir gobernador, intendentes y diputados en Chaco.

El mandatario actual había dado señales sobre cuál sería su postura cuando reconoció ante la prensa que Fernández le había aconsejado «evitar» el enfrentamiento electoral en la provincia.

«Me dijo que el respetaba cualquier tipo de decisión, ya sea mantener mi candidatura o no, pero que él me recomendaba en cierta medida, que podamos encontrar el camino que prime la responsabilidad política”, declaró.

El hecho está enmarcado en un conflicto de larga data.

Peppo viene de perder contra Capitanich la interna de las PASO de agosto, donde se enfrentaron por una banca el senado nacional. Para esa elección, Cristina Kirchner bendijo a Capitanich y no dejó que Peppo lleve la boleta completa del Frente de Todos. Como resultado, el intendente de Resistencia le sacó 20 puntos de diferencia al gobernador.

Previamente, la ex presidenta había echado por tierra la alquimia que ambos dirigentes habían negociado: que Capitanich vaya como primer candidato a senador y Peppo como senador suplente. Así, gane quien gane la Provincia, el otro podría quedarse con una banca en el senado.

Pero sin la posibilidad de ir como suplente de Capitanich y obligado a competir con boleta corta, Peppo fue condenado a la derrota y tras la elección quedó demasiado golpeado para embarcarse en una campaña por la reelección.

En Chaco analizan que Cristina lo castigó por la cercanía que mantuvo con el gobierno de Mauricio Macri durante sus cuatro años de gestión. «Lo único que hice en estos cuatro años difíciles fue defender a nuestra provincia», había manifestado meses atrás Peppo.

En ese contexto, Alberto Fernández le ofreció una salida decorosa, prometiéndole un lugar como embajador. Desde el entorno de Peppo confirmaron a Clarín que la decisión ya fue tomada.

Mientras tanto, Capitanich confirmó su candidatura y anunció a través de las redes que la vice de la fórmula será la diputada nacional del Frente para la Victoria, la camporista Analia Rach Quiroga.

 

Fuente: Diario Clarín 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.