EL CENTRO MANDELA DENUNCIÓ OTRO CASO DE DESNUTRICIÓN Y ABANDONO EN EL IMPENETRABLE

El Centro de Estudios e Investigación Social «Nelson Mandela» denunció otro caso complejo que padece un niño en el Impenetrable.  Ezequiel Rigoberto Rosario, de 22 años, vive en la localidad de Sauzalito, ubicada a 580 kilómetros de la ciudad de Resistencia, en pleno Impenetrable. Es un joven indígena de la etnia wichi que acarrea una severa discapacidad neurológica y orgánica desde que naciera. Permanece postrado, inmovilizado y rígido en la silla de ruedas o en la cama. No recibe asistencia médica, ni siquiera kinesiológica.

Ezequiel actualmente atraviesa un marcado y generalizado desmejoramiento. Presenta desnutrición moderada, asociada a su discapacidad, que la familia atribuye a que no se lo puede nutrir correctamente por falta de alimentación especializada que se le debería brindar con la asistencia del Estado. Presenta costras en piel, signos de deshidratación y necesidad de una mejor higiene.
La familia refirió que Ezequiel hace un año que no es controlado por los médicos y dos que espera que le consigan un turno para que un neurólogo lo atienda en el Hospital Perrando de la ciudad de Resistencia.

Familia y vivienda

El papá de Ezequiel se llama Argentino Rosario. La mamá, Cristina Corzuela, se desempeña como ayudante docente indígena. La pareja tuvo siete hijos, Marcos (8), Iván (9), Jaqueline (20), Alesio (23), Erica (23) y Javier (24). Los ingresos de la familia se integran con el sueldo que percibe el papá y las pensiones que recibe la madre por sus 7 hijos y por la discapacidad de Ezequiel. No viven en situación de indigencia, pero sí de pobreza tomándose en cuenta el contexto socio-sanitario del lugar.

Fuente: Centro de Estudios e Investigación  Social Nelson Mandela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.