El sector apícola de Castelli se expresó a favor del traspaso del ordenamiento de bosques a la Secretaría de Ambiente

Desde el sector apícola de Castelli hicieron extensivo un documento firmado por varias entidades de la provincia del Chaco donde expresan el respaldo a la decisión del Gobierno Provincial de traspasar el ordenamiento de bosques a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Territorial.

Aseguran que “las especies nativas son las que hacen que nuestras mieles sean únicas en el mundo: algarrobo, quebracho colorado, palo santo, guayaiby; entre otras”, y recalcan que en los últimos cuatro años la provincia se posicionó como la primera a nivel país, con 12mil colmenas bajo seguimiento orgánico y la primera en producción de miel con certificado orgánico cuya miel es destinada a los mercados más exigentes de la Unión Europea.

En este sentido, plantean que “la creciente degradación del ambiente por incumplimiento de la normativa vigente hace que día a día las áreas aptas para apicultura se vayan restringiendo debido a la desforestación y tala ilegal”.
En este contexto, piden al Gobernador Capitanich “una modificación en el área de fiscalización de la aplicación de los permisos de explotación forestal, que permitan un uso racional del recurso para nuestras generaciones futuras”, y plantean que “necesitamos que el gobernador sostenga su decisión de dejar en manos de la Secretaria de Ambiente el Ordenamiento Territorial y la fiscalización del monte”.

EL CRECIMIENTO DEL SECTOR
En el documento, recalcan también que “la cadena apícola de la provincia de Chaco en los últimos veinte años ha sabido posicionarse a nivel país como una de las economías regionales más importantes nucleando a más 1.200 productores en veinte asociaciones y cooperativas, con 70.000 colmenas, 17 salas de extracción de miel, 3 salas de homogeneizado, 3 salas de fraccionado y planta de cera estampada”.
Destacan que “la geografía de nuestra provincia y la presencia de las especies antes mencionadas permiten que la actividad apícola se mantenga en un constante crecimiento generando dinamismo en las localidades del interior de nuestra provincia, mano de obra y generación genuina de ingresos sobre una base de una producción sustentable”.

MAYORES CONTROLES EN LOS DESMONTES
“Creemos y exigimos un uso racional del recurso forestal, un cambio de control, es común ver camiones sin guía saliendo del impenetrable, desmontes ilegales o autorizados por el gobierno con excepciones, debido a que no solo somos los principales interesados en la preservación del recurso sino que también somos los principales clientes de cajones fabricados con madera de algarrobo y cuadros de guayaby (de calidad única que hacen que nuestras carpinterías comercialicen a otras provincias). La correcta aplicación de la normativa vigente redundaría en un sin número de actividades, si tuviéramos la clara visión de pensar en el futuro de nuestros hijos y nietos en el interior de nuestro Chaco. Pedimos también que el financiamiento de la Ley de Bosques o ley Bonasso (Ley de Protección Ambiental) se destine al pago a los propietarios de aquellos predios que preserven el recurso forestal. Además, se destine recursos al sector apícola, para el financiamiento de las certificaciones ambientales y mejorar la producción de las 1500 familias de productores apícolas de la provincia”, finaliza el documento firmado por 15 cooperativas y asociaciones civiles de la provincia vinculadas con la actividad productiva apícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *