DURAS CRÍTICAS DE FESICH Y SITECH CASTELLI POR LAS DEMORAS EN LA ATENCIÓN EN LA FARMACIA DEL INSSSEP

Desde la Federación docente y el gremio Sitech Castelli las demoras en la atención en la farmacia social del Insssep debido a restricciones de horarios establecidas por el organismo por el receso de verano.

Desde el gremio expresaron fuertes críticas ante esta situación, denunciando que “alrededor de 600 personas que concurrieron ayer a la Farmacia Social del InSSSeP debieron soportar estoicamente muchas horas de espera para poder comprar sus remedios porque las autoridades de ese organismo dispusieron que desde el 2 de enero y hasta el 1 de marzo solo se atienda a los afiliados por la mañana, esto es de 7 a 12”.

Aseguran que “es una medida realmente lastimosa, degradante, atentatoria y hasta despreciable e indigna, porque no se privilegia la necesidad del afiliado que es el verdadero sostenedor del sistema de salud de los empleados públicos. Se sabe que los enfermos, en su gran mayoría, son personas de avanzada edad que no pueden permanecer largas horas paradas, sentadas en los peldaños de las escaleras o encima de una mesa como observamos ayer, solo porque sus empleados constituidos en autoridades del organismo dispusieron casi arbitrariamente atender 5 horas diarias”.

Además, lamentan que “pese a la situación de emergencia hídrica que se está viviendo, no se puede pretender que los afiliados enfermos que buscan sus remedios para atender su salud estén con ánimo suficiente como para aguantar lo que es lisa y llanamente un avasallamiento de sus derechos porque son los que aportan y sostienen la Obra Social”.

En este sentido, plantean que las autoridades del InSSSeP “deben prever que en vacaciones la atención al afiliado no puede alterarse porque es sabido que en épocas normales de expendio por la mañana y por la tarde la afluencia es también muy numerosa. Es lastimoso ver como se degrada gratuitamente a las personas con problemas de salud sólo porque llegaron las vacaciones. No debe permitirse esto porque no es una dádiva lo que reciben porque han aportado durante casi toda la vida y hoy sólo gozan de una pésima atención para recibir medicamentos de baja calidad, genéricos super baratos y de laboratorios casi desconocidos, remedios que muchas veces no se encuentran en stock. Muchas de las personas clamaban ayer por una explicación a semejante actitud que responde a la decisión de una minoría que vive bien y que el poder de turno le da la facultad de administrar lo que es de los afiliados”, sostienen.

Finalmente, afirman que “el señor gobernador es el que debe intervenir en esta cuestión porque es la autoridad máxima de la Provincia y porque debe ser sensible a los reclamos de la gente, más tratándose de su salud”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *