LA FALTA DE LLUVIAS COMPLICA A SECTORES RURALES DEL IMPENETRABLE

La ausencia de grandes precipitaciones en la zona está provocando serios inconvenientes en las zonas rurales del departamento General Güemes, lo que obliga a los municipios de la región a asistir con agua a través de camiones cisternas.

La situación se torna complicada para los productores que se están quedando sin reservas de agua, tanto para sus aminales como para el consumo humano, con el agravante de las altas temperaturas que se registraron en las últimas semanas.

Camiones de los Municipios de Castelli y Miraflores trabajan intensamente acarreando agua para los productores ganaderos, tanto para animales como para el consumo humano.

Los sectores más afectados son los pequeños productores ganaderos que no cuentan con grandes obras de infraestructura en reservorios, situación que los obliga a solicitar asistencia a los Municipios. En este sentido, el trabajo de acarreo de agua lo realizan diariamente con camiones cisternas que descargan en represas, piletas o aljibes.
En el caso de Castelli, desde la Secretaría de la Producción trabajan llevando asistencia a numerosos productores que diariamente recurren a solicitar ayuda. Desde hace meses que no se producen grandes lluvias y en algunos casos la situación ya es desesperante.

El Secretario de Producción, Raúl Garcia, destacó la fuerte intervención municipal en materia de construcción de reservorios de agua que se viene realizando durante los ocho años de gestión del Intendente Nievas. «Gracias a esa intervención muchos aún tienen agua y quienes ya comienzan a sentir la sequía hoy tienen un lugar donde poder descargar el agua», señaló García.
En la zona de Miraflores, el panorama es más crítco debido a las distancias que une a los más de 90 parajes rurales con la planta urbana municipal, a lo que se le suma la difícil situación financiera del municipio que apenas cuenta con un camión para brindar ese servicio y la demanda es cada vez mayor.
En las últimas horas se produjeron pequeños chaparrones aislados con promedios de 20 milímetros que trajeron un alivio, pero la realidad es que mientras no se registren grandes lluvias el drama seguirá latente.
También los Municipios de Fuerte Esperanza y Nueva Pompeya trabajan en operativos de acarreo de agua a distintas poblaciones rurales distantes del Impenetrable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *