LA JUSTICIA TOMÓ INTERVENCIÓN EN EL CASO DEL MENOR QUE ERA SOMETIDO A VIOLENCIA DOMÉSTICA EN NUEVA POMPEYA

La Jueza Multifueros de Misión Nueva Pompeya, doctora Noelia Almirón, ordenó el traslado urgente del menor J.C.C. a la ciudad de Resistencia acompañado por una tía para que sea asistido por especialistas, atento al cuadro de discapacidad que presenta.
El caso salió a la luz luego de una denuncia radicada por un vecino de esa localidad quien dio parte a la Policía sobre este niño de 15 años que había llegado hasta su casa con una cadena en su pie, arrastrando una barra de hierro. Se trata de un aberrante hecho de violencia doméstica, aparentemente ejercida por su propia madre que lo ataba con una cadena con candado para dejarlo en la casa cuando ella tenía que salir. En esas circunstancias, el niño pudo llegar arrastrándose hasta la casa de un vecino, quien finalmente puso en conocimiento de las autoridades policiales y judiciales. En forma inmediata la Magistrada de Pompeya tomó intervención y ordenó el traslado del menor acompañado por una tía para que sea sometido a estudios más complejos en la capital chaqueña, mientras que la madre ya está siendo investigada por la Fiscalía de Investigaciones de esa localidad. En este caso, trabajó la Comisaría de Pompeya y la Asistente Social Florencia Mansilla de la Dirección de Niñez.
EL CASO
La situación se descubrió cuando el niño llegó arrastrándose a la casa de un vecino con una cadena atada en su pie. Inmediatamente el hombre, identificado como Julio Frías, se dirigió hasta la Comisaría a radicar la denuncia y solicitar ayuda a las fuerzas de seguridad. Frías describió en su denuncia que “cuando salí al patio de mi casa apareció un chico discapacitado que no hablaba, no entendía nada y se arrastraba porque tenía atado en el tobillo una cadena con candado y en la punta un hierro pesado tipo llanta de camioneta”, denunció. El vecino también relató que en ese momento él le dio agua y alimento y le encomendó a su familia que lo cuidara hasta que intervengan las autoridades policiales. “Ese chico es hijo de una señora que vive cerca de mi casa, yo lo conozco porque siempre lo veo con la madre cuando lo lleva al monte a buscar leña, y a veces escucho que el chico grita y es porque la madre le pega porque no hace caso”, agrega. Además, relató que “los vecinos que viven cerca de la casa de la madre dicen que desde chiquito lo ata como perro y ella sale y lo deja solo; y ahora es grande y ya arrastra el hierro. Yo no creía eso, pero hoy he visto que es cierto lo que la gente dice”, relató el vecino en su denuncia.

Gentileza: Agencia Norte Castelli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *