MIRAFLORES: AGUSTÍN SALVATIERRA MURIÓ POR UNA DESCARGA ELÉCTRICA DE UNA CONEXIÓN CLANDESTINA

El cuerpo del joven Agustín Salvatierra, quien se había ausentado de su domicilio el pasado miércoles, fue encontrado sin vida este lunes por la tarde en la zona rural del Lote 63 de la Colonia La Florida.

Según confirmaron fuentes policiales de Miraflores, el cadáver fue hallado al costado de un alambre liso galvanizado que atravesaba por el monte entre vecindades que era utilizado para trasladar energía eléctrica de manera clandestina.
Agustín Salvatierra se había ausentado de su domicilio del paraje El Descanso el día miércoles por la tarde cuando salió al monte a cazar. Desde ese momento, sus familiares no tuvieron más rastros y durante varios días se lo buscó intensamente a través de diversos operativos de rastrillajes implementados por la Comisaría de Miraflores en forma conjunta con la División 911 y la Policía Rural de Castelli. La principal hipótesis que se manejaba era que se pudo haber desorientado debido a las condiciones climáticas y tomado un rumbo equivocado. Sin embargo, con el paso de los días comenzaron a surgir otras hipótesis ante inexistencia de rastros en la zona.

EL PEOR DESENLACE
Finalmente, luego de 5 días de búsqueda intensa, este lunes alrededor de las 14,30 fue encontrado el cuerpo sin vida del joven de 19 años. Finalmente se confirmó que fue electrocutado al tocar el alambre que cruzaba por medio el monte que contenía carga eléctrica.

En el caso intervino el Gabinete Científico del Poder Judicial y por disposición del Fiscal Oscar Obregón, el cuerpo fue trasladado a la morgue judicial de Castelli. La autopsia parcial que se le realizó al cuerpo, determino que la causa de la muerte fue por electrocución. Posteriormente, se dio intervención a la empresa Secheep y un operario que llegó hasta el lugar confirmó  que el alambre contenía una carga energética de 230 Kws.

LA CONEXIÓN CLANDESTINA
La Policía de Miraflores confirmó que el cuerpo de Salvatierra fue encontrado al costado de dicho alambre con carga eléctrica, ya en estado de avanzada descomposición. El “cableado” clandestino pasaba por medio del monte, conectando el domicilio del ciudadano A.Y. de 47 años, con la vivienda de T.S. de 40 años. Ambos vecinos de la comunidad toba de ese paraje.

El Fiscal de la causa analizará en las próximas horas la situación judicial de los propietarios de las viviendas que compartían energía eléctrica en esas condiciones de precariedad y de manera clandestina.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *