MIRAFLORES: UN PUEBLO QUE SE SOSTIENE EN SUS RAÍCES Y QUE SE PROYECTA COMO EL GRAN CENTRO URBANO EN LAS PUERTAS DEL IMPENETRABLE

Miraflores es una pujante localidad que se encuentra a 330 kilómetros de la ciudad de Resistencia y a 60 kilómetros del paraje La Armonía donde se encuentra el acceso principal al Parque Nacional El Impenetrable. Un pueblo que nació por el impulso de familias criollas y aborígenes que crece sin olvidar su esencia y sus constumbres; y que se proyecta para ser el gran centro urbano en las puertas del Impenetrable.

Miraflores es una localidad con grandes muestras de progreso, tanto en la actividad comercial como en la producción primaria de su zona rural; pero también con la presencia de importantes instituciones y organismos públicos que le dan el impulso administrativo y comercial.
El ejido municipal está conformado por 99 parajes, lo que conforma una población de alrededor de 21 mil habitantes, con un padrón activo de 11 mil votantes. El constante vínculo con las poblaciones rurales le da una dinámica muy importante que favorece al intercambio comercial y productivo.

En sus calles se siente la calidez de su gente que todavía convive con la tranquilidad de un pueblo, aunque en los últimos años ha comenzado a precupar el flagelo de la inseguridad a partir de hechos tristes que se vienen produciendo. Cientos de familias fueron nutriendo este gran centro urbano por distintas razones; muchas de ellas en búsqueda de mejores condiciones de vida o por la necesidad de acceder a otras oportunidades para poder hacer estudiar a sus hijos.
A lo largo de sus casi 77 años, esta comunidad ha pasado por momentos gloriosos de prosperidad; pero también ha tenido que soportar épocas difíciles. Sin dudas, el gran salto se dio cuando se concretó la pavimentación de la Ruta Provincial Nº 9 que le permitió conectarse con el resto de la provincia. Esto significó un importante paso para el progreso con la llegada de nuevos servicios y nuevos emprendimientos comerciales. La obra también incluyó la pavimentación de la avenida principal que hoy cuenta con amplios bulevares llenos de árboles y espacios verdes con paseos, plazoletas, juegos infantiles y monumentos históricos.

La nueva capilla en construcción gracias al esfuerzo de la comunidad

Hoy en día, Miraflores es la localidad más próxima al Parque Nacional El Impenetrable y tiene grandes perspectivas de acelerar su crecimiento si se concreta el desarrollo turístico de la región. Esto le permitirá apostar a invesiones tanto públicas como privadas, destinadas a satisfacer la demandas de turistas que tendrán como paso obligatorio esta localidad. Sin embargo, para esto también necesita inversiones para mejorar algunos servicios esenciales, como energético y de telefonía móvil que a pesar de la instalación de una antena 4g sigue teniendo muchas deficiencias.

MIRAFLORES HOY

Comedor El Campesino de Francisco Villagrán, un lugar de encuentro para muchos pobladores de la zona

Miraflores tiene 77 años y ha alcanzado un crecimiento demográfico, administrativo y comercial muy importante. En su planta urbana cuenta con importantes instituciones y entidades que prestan servicios a la comunidad, como Samep, Secheep, un Juzgado de Paz, una minifilial del Nuevo Banco del Chaco, una Comisaría, un Centro Integrador Comunitario, un Consorcio Caminero, una capilla de la Iglesia católica y diez templos evangélicos, un hospital nuevo y delegaciones del Instituto de Colonización, Senasa, Registro Civil. Además, escuelas primarias, una escuela secundaria con albergue y una sede de la extensión del Instituto de Educación Superior “René Favaloro” de Castelli que dicta carreras docentes para cientos de jóvenes de la zona.

La nueva pileta de natación ubicada en pleno centro de la localidad

En lo que respecta a la totalidad del ejido municipal con los 99 parajes, funcionan 69 escuelas incluyendo los anexos, 21 puestos sanitarios B y un destacamento policial en el paraje Las Hacheras.
En cuanto a los servicios de transportes, existen líneas de micros de larga distancia directos a la terminal de Retiro, como así también dos empresas de recorrido provincial que la conectan con la ciudad de Resistencia. Hay importantes medios de comunicación y servicios de internet, televisión cable y 9 radios de Frecuencia Modulada.

Según un relevamiento de la Cámara de Comercio, hay 400 comercios instalados en la localidad, de los cuales 300 están registrados en el Municipio y apenas un 20 por ciento mantiene sus impuestos al día. La Cámara de Comercio es una de las tantas instituciones que trabaja para mejorar la calidad de vida de los habitantes, gestionando nuevos servicios para la localidad.

La Plaza Central, un espacio de niños, jóvenes y adultos a disfrutar del lugar

Actualmente, la obra de la apliación del acueducto Castelli – Lavalle ya está brindando servicios a la comunidad, aunque todavía no ha sido oficialmente inugurada. Esto le permite a la población tener garantizado el servicio de agua potable directamente desde la planta potabilizadora de Puerto Lavalle.
Según se estima, para fines de este año estarán terminadas dos obras importantes que se están ejecutando. Una de ellas es el nuevo polideportivo que contará con cancha de fútbol con sistema de riego, una cancha de hockey con césped sintético, pista de atletismo, 37 baños con vestuarios, salas para talleres y un playón deportivo. El otro proyecto es el mejoramiento del barrio La Represa donde se están enripiando calles con sistema de cordón cuneta, veredas, iluminación y construcción de espacios verdes.

El monumento a la Bandera ubicado en el corazón de Miraflores

Miraflores mantiene vivas sus más auténticas raíces basadas en las costumbres y tradiciones del monte Impenetrable. A lo largo del año se realizan numerosas fiestas populares, como el festival de jineteada y canto “Nuestras Costumbres”, o las tradicionales fiestas patronales. También, las comunidades originarias mantienen vivas sus celebraciones religiosas cada fin de semana.

Zulma Esther Lavia de Klóster

Zulma vive desde hace 50 años en Miraflores y conoce los detalles del gran crecimiento del pueblo. Fue una de las primeras maestras del lugar y también ocupó cargos públicos al frente de la Subsecretaría de Cultura y como Concejal y actualmente es conductora de un programa de radio. “Cuando llegué a Miraflores esto eran chacras y pampas, y luego se fueron concretando los primeros asentamientos poblacionales, principalmente de familias criollas y aborígenes”, contó Zulma. También recordó las épocas de cosecha cuando el algodón era el motor del desarrollo: “Nosotros teníamos un acopio de algodón en el paraje Pozo La Vieja y los productores hacían colas para descargar su producción; pero también muchos llevaban animales y cueros para vender y a la vez poder comprar la mercadería para su familia”.

Zulma Esther Lavia de Klóster radicada en Miraflores desde hace 50 años

Con respecto a los orígenes del nombre “Miraflores” Zulma recordó una anécdota popular de un hecho que se habría producido el 29 de septiembre de 1.929 cuando los antiguos pobladores Viterman Paz y Segundo Paz viajaban con una tropa de animales y decidieron acampar en lo que hoy se conoce como el paraje Pozo la Vieja, a 3 kilómetros hacia el norte de la actual planta urbana. “Allí tenían agua y pastura para sus animales vacunos y decidieron pasar la noche, pero al amanecer con las primeros rayos del sol pudieron presenciar un paisaje único del campo cubierto de flores amarillas y rojas y en ese momento la expresión con asombro de ambos fue “mirá las flores”, y se supone que de ahí surgió la denominación del pueblo”, recordó Zulma.

 

La Ruta Miraflores – Pompeya

El trazado de la RP Nº 9 entre Miraflores y Pompeya

 

Una de las grandes demandas viales de la región es la construccion del tramo Miraflores – Pompeya de la Ruta Provincial Nº 9. Esto le daría un impulso extraordinario a cientos de poblaciones emplazadas en el corazón del Impenetrable; como así también el acceso directo al Parque Nacional ubicado en la antigua estancia La Fidelidad.

Los recientes anuncios oficiales respecto de la búsqueda de financiamiento internacional para esta obra, renovaron las esperanzas de esta región que desde hace décadas vive postergada en medio del monte impentrable.

Con la creación del Parque Nacional El Impenetrable, nace la Intendencia del parque cuyas oficinas están ubicadas en la planta urbana de Miraflores, portal de acceso a las 130 mil hectáreas que comprende esta importante zona de conservación de especies naturales.

La deuda social

La otra cara de la realidad social de esta localidad nos muestra que hay grandes deudas pendientes por parte del Estado, con índices de pobreza, de desocupación y de desnutrición muy preocupantes. Cientos de familias humildes, tanto de la planta urbana como de la zona rural, no tienen acceso a agua potable y la atención sanitaria presenta grandes deficiencias. Permanentemente se registran casos de niños desnutridos y otros tantos casos de personas con chaga, lo que evidencia la ausencia del Estado en muchos aspectos. También preocupa la falta de oportunidades laborales para muchas familias que tienen como único ingreso económico alguna pensión o plan social.

Producción periodística y fotográfica: José  María Cuellar

Publicado en Revista Chaqueña del diario Norte el día 08/04/2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *