SIGUE EL CONFLICTO POR LA TOMA DE TIERRAS EN MIRAFLORES

????????????????

El conflicto por las usurpaciones de campos particulares por parte de familias aborígenes continúa en la zona rural de Miraflores y los pobladores daminificados recurrieron a denuncias penales y administrativas pidiendo soluciones urgentes.

El complejo problema de las tierras incluye reclamos históricos por parcelas que, en teoría les correspondería a comunidades originarias, pero que actualmente pertenecen a productores particulares, la mayoría con títulos de propiedad y otros con constancias de adjudicaciones.

En la Delegación del Instituto de Colonización de Miraflores ya hay 20 denuncias de productores de los parajes El retiro, El descanso, Central Norte y sobre la Ruta 10 mil; todos comprendidos dentro de la denominada Colonia La Florida; quienes fueron víctimas de usurpaciones en los últimos meses.

Pero además, en las dos Fiscalías de Investigaciones del Poder Judicial en Castelli hay denuncias penales radicadas por los propietarios de campos que necesitan respuestas inmediatas a la situación. Si bien un caso se resolvió en una instancia de mediación judicial hace 10 días, la situación se torna compleja en los otros casos donde hay familias de comunidades originarias instaladas en el interior de los campos.

En su última visita a Castelli, el Gobernador Domingo Peppo se comprometió a trabajar desde la parte administrativa a través del Instituto de Colonización para resolver todo lo que esté al alcance de la competencia de este organismo, pero la situación es más compleja y se espera que sea la Justicia la que resuelva los casos denunciados por los propios daminificados.

LAS ACTUACIONES DE LA JUSTICIA

En este sentido, desde la Fiscalía Nº 2, a cargo del doctor Hugo Oscar Obregón, ya se realizaron allanamientos para la identificación de los usurpadores y una intimación a que depongan la actitud en forma inmediata; aunque sin resultados concretos hasta el momento.
Por su parte, la Fiscal Raquel Maldonado envió uno de sus casos a una instancia en el Centro Público de Mediación Judicial de Castelli donde se destrabó el conflicto a partir de la firma de un acta entre el productor Ricardo Sosa y 19 familias de comunidades aborígenes que habían sido denunciadas por usurpación de campo.

Esto permitió, en un principio, destrabar el conflicto con estas familias de pueblos originarios que habían sido denunciadas penalmente, tras la toma de posesión de manera ilegal dentro de este campo privado ubicado en el paraje El retiro, jurisdicción de Miraflores. En el acuerdo, las partes denunciadas se comprometieron a abandonar en forma pacífica las tierras, retirándose del lugar de manera inmediata. También acordaron mantener una vía para circulación por el interior del campo, como así también convocar a profesionales para que realicen una investigación científica con peritos antropólogos por cada una de las partes a fin de determinar la existencia de un cementerio indígena en esas tierras.
Mientras que el denunciante, Ricardo Sosa, solicitó a la Fiscalía Nº1 que se proceda al archivo de las actuaciones referidas a los denunciados.

MEDIDAS ADMINISTRATIVAS

Durante su reciente visita a Castelli, el Gobernador Domingo Peppo mantuvo una breve reunión con el Intendente Néstor Amarilla y con autoridades policiales de Miraflores, quienes le informaron sobre los diferentes sucesos ocurridos en los últimos meses, las acciones realizadas por la Justicia y la situación desesperante que viven los dueños de los campos tomados. En esa reunión, el Gobernador expresó que trabajará para resolver el conflicto, garantizando la paz social. Anteriormente ya se había producido una reunión entre las autoridades del Instituto de Colonización donde los propietarios de los campos les plantearon la situación y pidieron una resolución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *