Triste imagen de campos con frutas que se destruyeron por la escasa demanda y los bajos precios

Una triste imagen de algunos campos con frutas que  directamente fueron destruídos  por sus propietarios  sin levantar la cosecha debido a la escasa demanda del mercado  y a los bajos precios  que condicionaron la comercialización en esta campaña 2019.

La realidad indica que únicamente aquellos productores que tuvieron primicias en los últimos días de octubre y primeros días de noviembre, pudieron vender sus productos a precios razonables; mientras que el resto de la campaña se vio afectada por una caída estrepitosa del precio que hizo que algunos productores decidieran directamente no levantar la producción y destruir sus rastrojos. Así, toneladas de zapallos quedaron sepultadas en los campos, lo que marca la triste realidad para muchos trabajadores que apuestan a producir, pero que se ven condicionados por diversos  factores.

Otros pudieron ubicar su producción peleando precios directamente con los compradores que llegaban de distintas provincias, muchos de ellos a especular con la necesidad, e inclusive con la desesperación de los productores.

Los primeros equipos de fruta comenzaron a salir en la última semana de octubre con valores que generaban expectativas. En esos primeros días, la sandía  tuvo un pico de entre 15 y 16 pesos por kilo y el zapallo alcanzó los  20 pesos por kilo. Sin embargo, 10 días después los precios bajaron abruptamente, llegando a venderse a 3 pesos el kilo, tanto de sandía como de zapallo; precios que incluso quedaron por debajo del piso de la campaña anterior.

LEER: FINALIZÓ LA CAMPAÑA FRUTIHORTÍCOLA EN CASTELLI

Texto y Foto Diario Castelli Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *