Walter Groh recorre las calles con Jesús Sacramentado y envió un mensaje a la comunidad de Castelli

Durante su recorrido por las calles de Santa Sylvina, personal de Gendarmería se detuvo para pedir la bendición

El sacerdote oriundo de Castelli que actualmente está en la comunidad  de Santa Sylvina, recorre las calles del pueblo llevando un mensaje de paz y esperanza con Jesús Sacramentado. Con este mismo espíritu, envío un mensaje a la comunidad de  su ciudad natal y dejó su bendición en estos momentos complejos que atraviesa en mundo entero.

En un mensaje enviado a Diario Castelli Online, el Padre Walter Groh expresó:

EL AUDIO

“Quiero compartir un pensamiento, sobre todo para motivar a  la prevención que es fundamental, queremos evitar consecuencias negativas como están sufriendo países europeos;  y la otro palabra  es la oración, estos días tienen que ayudar para volver la mirada a Dios, la mayoría de nosotros somos personas de fe, pero muchas veces el ritmo, las actividades el trabajo, la intensidad de cada día no nos permiten estar más tiempo con Dios.

Entonces, aprovechar  estos días en nuestras casas, tener un momento para la oración que puede ser a la mañana, cerca del mediodía, a la tarde o a la noche. Un momento personal donde uno pueda abrir la Biblia, el Nuevo Testamento o alguna cosa que  nos llega por internet referido a Dios, a su iglesia o también tener algún documento o libro. Momento de oración personal, que sean varios minutos que podamos detenernos, que podamos  hablar con Dios y contarle lo que le pasa a nuestro corazón, las preocupaciones, los miedos, un acto de confianza, de entrega a Él;  sentirnos en los brazos de Jesús, que nos sostiene como esa mamá que sostiene a su hijo, así Dios nos está sosteniendo a nosotros en estos momentos. 

Durante su recorrido por las calles de Santa Sylvina, personal de Gendarmería se detuvo para pedir la bendición

Y después otro momento de la jornada que podamos unirnos a algo de las redes sociales o un canal y unirnos a alguna misa  en vivo,  lo que significa que nosotros podemos participar activamente en nuestras casas, escuchando lo que va rezando el sacerdote y meditando las palabras que va dirigiendo, cómo va consagrando el Pan y el Vino que se convierten en Cuerpo y Sangre de nuestro Señor y cómo esa bendición, si participamos con fe y devoción,  llega a nuestras familias y a nuestros hogares. Hay muchas posibilidades y formas,  y veo que los sacerdotes de Castelli están transmitiendo cosas en vivo, como así también sacerdotes de todas partes del mundo están transmitiendo cosas, incluso además de las misas hay charlas, meditaciones, adoración y momento del Santo Rosario. De esta manera nos sentimos muy unidos a la iglesia y formamos una gran  red en el mundo entero. La oración personal por un lado, y la otra es una acción comunicataria a través de las propuestas virtuales. 

Quiero animarlos mucho a la prevención, nos cuesta quedarnos en nuestras casas porque estamos acostumbrados recorrer nuestro pueblo, pero en estos días no podemos hacerlo; pero lo ofrecemos a Dios en esta cuaresma; no salir si no es por una urgencia y cuando salimos a comprar por una urgencia, ya prever para evitar volver a salir.

Aprovechar estos días para cultivar valores con sus hijos, tener la posibilidad de realizar algunas actividades de la escuela, de la catequesis, del colegio y entonces los padres también van aprendiendo de sus hijos y sus hijos el mejor regalo que les pueden dar en la vida es estar con su familia. 

Las autoridades no están exgaerando y si hacemos este esfuerzo vamos a cooperar para que este enemigo invisible no ingrese a nuestras casas y por eso la prevención es fundamental, y todo lo que nos van indicando los profesionales de lsa salud y las autoridades  tenemos que acatarla.

Es necesario tener un pensamiento hacia esa gente qu no tiene la posibilidad de quedarse en su casa porque tiene que cuidar la salud de los demás o porque trabaja en las fuerzas de seguridad o está involucrado  como voluntario en alguna atención especial, para que tengamos la delicadeza de rezar por ellos, de pedir por ellos que realizan sus servicios y se entregan  por nosotros.

A  toda la gente de  Castelli y de esa amplia zona los tengo muy presente, en cada una de las misa que celebro rezo por muy especialmente,  porque soy hijo  de esa comunidad y muy  agradecido por todo lo que he recibido de mi pueblo y de mi parroquia que tanto me ha dado”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *