ALARMA MÁXIMA EN LOS TRIBUNALES DE CASTELLI POR UNA FALSA AMENAZA DE BOMBA EN LA FISCALÍA Nº 1

Una falsa amenaza de bomba a través de un llamado telefónico este jueves cerca del mediodía, activó las alarmas en el Palacio Judicial de Castelli que debió evacuar el edificio de manera urgente.
El llamado ingresó alrededor de las 11,30 desde un número anónimo que alertaba sobre la supuesta existencia de una bomba en el segundo piso, precisamente en el sector donde funciona la Fiscalía de Investigaciones Nº1 de la doctora Raquel Maldonado. Esta amenaza activó las alarmas y obligó a las autoridades judiciales a aplicar el protocolo de evacuación para estas circunstancias. De esta manera, en cuestión de pocos minutos, la totalidad del personal tuvo que abandonar el lugar y salir a la calle. Paralelamente, en el interior del edificio se desplegó un operativo a cargo de personal de la División Bomberos de la Policía del Chaco. Durante varios minutos, se vivieron momentos de preocupación en los trabajadores que quedaron sorprendidos por la inesperada situación, hasta que finalmente se confirmó de que se trataba de una falsa alarma.

FALSA ALARMA

Luego de 40 minutos de una exhaustiva exploración en el interior del edificio, el Jefe del Operativo se reunió con la responsable del edificio, Gladis Regosky y con la Fiscal Raquel Maldonado para comunicarles de que se había tratado de una falsa alarma. Sin embargo, no se detectaron pistas acerca de la procedencia del llamado telefónico que puso en alerta a los empleados del Poder Judicial sobre el cierre de la jornada laboral. Tras el regreso de la tranquilidad al lugar, la Fiscal Maldonado adelantó que en lo inmediato iniciarán una investigación judicial para establecer el origen de la llamada telefónica e identificar al responsable. “Inicialmente no tenemos ninguna pista, pero vamos a pedir informes a las compañías telefónicas, como así también todos los elementos que sean necesarios para investigar el caso”, adelantó la fiscal.

LA FISCALÍA 1
El mensaje anónimo alertaba sobre la supuesta existencia de un explosivo en el sector de la Fiscalía de Investigaciones Nº1, a cargo de la doctora Raquel Maldonado. En medio de la confusión que reinaba en las inmediaciones del edificio, la fiscal se mostró sorprendida por lo sucedido y aseguró no tener ningún indicio acerca de la procedencia del llamado. “La verdad estamos todos sorprendido por la situación, no tenemos idea de dónde proviene”, expresó y aseguró que tampoco hay causas graves que se estén resolviendo en estos días que pueda dar lugar a algún mensaje mafioso.
Por su parte, la Jueza Gladis Regosky, responsable del edificio judicial, aseguró que “en un principio nosotros tenemos que tomar a estas amenazas como reales y darle la importancia que se merece aplicando el protocolo de evacuación”. La Magistrada también se mostró sorprendida por la situación y adelantó que se iniciará una investigación judicial para determinar la procedencia del llamado y el responsable del hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *