Carta de lectores de una docente de Sauzalito

Mi nombre es Romero Rita Noelia, nacida en El Sauzalito, soy docente de primaria, tengo mi familia que vive en estas tierras antes de que mi querido pueblo tenga Delegación municipal, no tengo nada que esconder.

Sr. Exequiel Bejarano es casi incomprensible que usted se deje manipular por un grupo de gente que no reconoce el mal que está haciendo en su accionar. Las capturas que publica son una total mentira, quiero que demuestre en dónde hablo de discriminación, lo insto a informarse antes de cometer semejante atropello hacia mi persona. Considero que justamente la mala información que tienen ustedes allá sentados en un cómodo sillón en la ciudad, hace que justamente la comunidad de El Sauzalito esté con semejante problema de división social. Me veo en la obligación de realizar mi descargo en cuanto a sus acusaciones, ¿soy una docente discriminadora? ¿Qué hago apología? Usted por el lugar que ocupa no le da derecho a realizar estas publicaciones sin tener prueba alguna de lo que me acusa. Le exijo públicamente que se retracte de sus dichos, es lamentable lo que escribe sin conocer el trasfondo de la verdad.

¿Por qué soy una docente discriminadora? ¿Por qué no estoy de acuerdo con un grupo de personas que portan armas? Y no señor Exequiel Bejarano, totalmente no estoy de acuerdo con esto, también quiero entender que el accionar de estas personas es debido a la deuda que sufre el wichi en materia de reconocimiento de derechos humanos que va más allá del simple reconocimiento de los mismos.

En el momento que se conformó la guardia autodenominada whasek , inicio con la finalidad de defender la reserva grande y evitar el desmonte ilegal que sufre la zona, hasta ahí estábamos de acuerdo, pero de ahí a que tenga características propias de una fuerza de seguridad , al punto de vestir uniformes militares y portar armas, superan mis conocimientos en cuanto a la conformación de una fuerza de seguridad. En nuestra localidad a causa de estas situaciones fuimos viviendo hechos como la denuncia que hay en contra de este grupo por la toma de un colegio,el control que hacen a los pobladores impidiendo la libre circulación y haciendo requisas de los objetos que cargan en sus bolsos, conozco la forma de vida de los pobladores y muchas veces las personas vienen cargando un chivo, un lechón, miel, quesos caseros para vender en la localidad y así llevar la mercadería a su familia, este grupo de personas se toma la atribución de confiscar lo que traen, y lo último donde claramente el comisario de la localidad actúa hasta casi hacer el uso de su arma reglamentaria para defender lo que una ciudadana traía en su vehículo acompañada de su hija, considero que para confiscar están las fuerzas de seguridad, proporcionadas por el Estado provincial y nacional.

A todo esto lo que me preocupa como pobladora es los términos institucionales, la legitimidad de una ordenanza para darles la competencia para la conformación de una fuerza parapolicial.

Los pobladores reclamábamos que tomen conocimientos nuestros representantes, tanto así que hace días vino el Sr. Gobernador Jorge Milton Capitanich, a escuchar e informarse sobre lo que está pasando, estuve presente en la reunión, y ha dejado en claro que la guardia whasek no puede accionar de la forma que lo hace, no puede vestir ropa de nuestras fuerzas de seguridad, no pueden portar armas. En la reunión estuvieron presentes los caciques de distintos parajes, los cuales no están de acuerdo con el proceder de este pequeño grupo. Cuando hablo de trasfondo de la verdad me refiero a esto.

Sr. Exequiel Bejarano, en las aulas enseño igualdad, respeto, y por sobre todo promuevo la reflexión crítica en mis alumnos. Enseño a respetar y conocer nuestra constitución. Estimulo a mis alumnos a seguir estudiando porque considero que es la única manera de salir adelante y crecer como personas de bien, entre otras cosas.
En mi tierra, en mi pueblo hay problemas serios por resolver, aquí sentimos lo mismo tanto la etnia wichi como todos los que vivimos en este lugar, sentimos que estamos olvidados de nuestro gobierno, puedo decir hasta que nos ven como un gasto público, tenemos problemas en salud, falta de ambulancia, falta de condiciones edilicias en las instituciones escolares para trabajar con nuestros alumnos, ( En muchos casos he sacado dinero de mi sueldo de docente para arreglar las ventanas del salón de clases para que mis alumnos no sientan frio, otras veces tuve que comprar pintura para mejorar las paredes y generar un clima ameno en mi aula, trabaje siempre vendiendo rifas, vendiendo pollos para comprar remeras para las promociones de alumnos que sabemos su situación económica y no se la pueden pagar, en mi salón de clases sufrí hurto de los cuadernos y libros de los alumnos, en esa ocasión tampoco dude en comprar hierro para asegurar las ventanas y puertas que fueron violentadas.) falta de inversión en el servicio de energía eléctrica, y lo más importante falta de seguridad, es de público conocimiento que estamos marcados como zona roja por la circulación del narcotráfico. Tenemos jóvenes en situación de riego por el consumo de bebidas alcohólicas y el consumo de drogas.
Entonces Sr. Exequiel Bejarano, ¿por qué no nos ayuda a encontrar una solución a estos problemas antes que difamar a las personas que trabajan por el bien de la comunidad, por qué no genera situación de diálogo y reflexión con este grupo de personas que no respeta la ley?

Quiero dejarle en claro que se informe del trasfondo de la verdad antes de difamar y acusar de discriminación a mi persona. Señor Bejarano, como usted no me conoce le aclaro que al guardapolvo blanco lo uso con orgullo, y al oficio del ser docente lo llevo por vocación.
Sr. Exequiel Bejarano lo exhorto a que se retracte públicamente en cuanto a sus acusaciones o me veré en obligación de iniciar acciones legales en contra de su persona.

1 pensamiento sobre “Carta de lectores de una docente de Sauzalito

  1. En qué te as convertido sáuzalito, siempre considere como mi pueblo porque fui parte de esa comunidad bilingue como estudiante en el colegio ďonde compartía y convivía un álverge escolar con amigos, compañeros de todos los colores, razas (personas , seres humanos). Fui un ciudano de dicho pueblo por compartir y convivir miles de eventos públicos y privados (familiar) , por varios años donde vi que no existía privilegios ni discriminación a ningún aborigen , criollo u otro cidadano. Pero hoy estoy lejos porque vine a seguir estudiando estoy en otra ciudad que me a conectado aun mas con el mundo en sus políticas y jamás pense que ése rincón del chaco de donde estuve sería una víctima más de los políticos y sus artimañas para debilitar un pueblo, sus instituciones financiando, manipulando grupos de personas que en su principio tenian un reclamo justo. Señores políticos a ustedes qué gobiernan y gobernaron nuestro país a ver una ves toman las politicas adecuadas y fundamentales para este pueblo y nuestro país nos quede grande la palabra democracia q suena lindo en ustedes y q le queda grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.