IMPUTARON AL ÚNICO DETENIDO POR EL ATAQUE AL ESTUDIO JURÍDICO BARNES & SIMUNOVICH

????????????????

El Fiscal de Investigaciones Oscar Obregón, imputó por los delitos de “daños, amenazas, tenencia de armas, portación de arma de guerra y acopio de municiones de armas de fuego” al único detenido por el ataque al estudio jurídico Barnes & Simunovich ocurrido durante la madrugada del pasado 5 de mayo.

Se trata del encargado de una heladería céntrica quien quedó detenido a las pocas horas del hecho en un procedimiento ordenado por la Justicia a partir de los registros de una cámara de seguridad ubicada en inmediaciones del estudio jurídico.

En el allanamiento policial, se secuestró un arma de fuego y gran cantidad de municiones de diversos calibres. En el interior de la camioneta Toyota había una vaina servida calibre 45, presuntamente la que habría disparado contra el ventanal del estudio jurídico. Además, la policía secuestró en ese operativo 49 cartuchos 9×19, tres vainas servidas del mismo calibre, 11 cartuchos calibre 11.25, cuatro cartuchos sin calibre visible, dos cartuchos calibre 30, dos cartuchos calibre 762, tres cartuchos calibre 22, una escopeta modelo A303 calibre 12/70, entre otros. A partir de estos elementos, el hombre permanece detenido y el Fiscal determinó su imputación mientras continúa con la investigación.

El ataque al estudio jurídico ocurrió el pasado día 5 de mayo cuando durante la madrugada atacaron a tiros el frente del estudio ubicado en calle Rio Teuco 575 de estos dos jóvenes abogados de Castelli. En un principio se pensó que pudo haberse tratado de un hecho vandálico al azar, pero luego de la detención del principal sospechoso surgió la hipótesis de un ataque planificado con intenciones intimidatorias. Según explicó el propio abogado Barnes, el presunto autor de los disparos tiene una causa judicial por un juicio laboral con abogados de la ciudad de Resistencia que constituyeron domicilio legal en el estudio Barnes & Simunovich. El hecho conmocionó a la localidad, especialmente a los profesionales del derecho que sintieron que se trató de un ataque hacia la profesión. En este sentido, desde distintos colegios de abogados de la Provincia repudiaron el caso y exigieron que se investigue hasta las últimas consecuencias. “Nos conmueve el grado de violencia, tras el impacto de 6 tiros, que aún materia de investigación, serían calibre 45 milímetros. Ahora más moviliza la escalada de violencia contra nuestra profesión”, expresaron a través de un comunicado de prensa.

Gentileza: Diario Norte – Agencia Castelli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *