UN AÑO LLENO DE COMPLICACIONES PARA EL SISTEMA SANITARIO DEL DEPARTAMENTO GENERAL GÜEMES

KODAK Digital Still Camera

*Por José María Cuellar:

La creciente demanda de atención por parte de la población, los constantes conflictos sociales, las medidas de fuerza del personal y la falta de recursos, recrudecieron las falencias de un sistema sanitario que se vio colapsado en el Departamento General Güemes.

Este 2016 fue un año difícil para la salud, y a pesar de las medidas y acciones del Gobierno para revertir la situación, los hospitales de la región se vieron afectados por faltas de numerosos recursos técnicos, logísticos y humanos. Esta situación, que parece ser estructural de todo el sistema sanitario de la provincia, se evidenció aún más en esta compleja zona del Impenetrable chaqueño donde todo se torna más difícil. Varias localidades padecieron faltas de ambulancias para el traslado de pacientes y falta de médicos para cubrir guardias mínimas. También en este año, numerosas protestas por parte de grupos sociales que reclaman por una mejor calidad en la atención sanitaria. El clima de tensión llegó en algunos casos a la realización de cortes de rutas en la zona de Bermejito e incluso algunas organizaciones volvieron a insistir en la necesidad de declarar la emergencia sanitaria en la región.

HOSPITAL DEL BICENTENARIO, CABECERA DE LA REGIÓN

El moderno Hospital General Güemes del Bicentenario es el principal complejo sanitario de la región con un área de cobertura de entre 150 mil a 170 mil habitantes. Por su nivel de complejidad, es el tercer servicio de neonatología, de maternidad y de terapia intensiva del Chaco, después del Perrando y del Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña. Por esto, recibe pacientes de distintas ciudades del Chaco a través de la red sanitaria.
Sin embargo, a lo largo del año una sucesión de conflictos y faltas de recursos desataron una crisis institucional que terminó con la renuncia de la cúpula directiva y la reciente designación de un nuevo equipo de conducción encabezado por la doctora Andrea Cruz y por el doctor Damián Vargas.

Sin dudas, uno de los sectores más vulnerables es el servicio de guardia de emergencia donde se atiende a casi el 60 por ciento de la totalidad de los pacientes. Por día, ingresan alrededor de 250 pacientes de los cuales el 15 por ciento son derivaciones que llegan de otras localidades del Departamento General Güemes y de Tres Isletas. Este servicio funciona con sólo un médico por turno que tiene que atender los casos locales y las derivaciones que llegan. “Aquí llegan pacientes de todos lados con distintas complejidades y un sólo médico tiene que resolver todo y a veces llegan pacientes que necesitan interconsultas con especialistas pero generalmente lo tiene que resolver el médico de guardia”, explicó un profesional que trabaja en el sector.

KODAK Digital Still Camera
               Hospital “Néstor Kirchner” de Villa Río Bermejito

Las localidades con mayores derivaciones son Miraflores y Villa Río Bermejito; pero cotidianamente llegan pacientes de los hospitales Tres Isletas, Nueva Pompeya, Sauzalito, Fuerte Esperanza, Espinillo; entre otros.
Esta situación generó recientemente una prolongada manifestación social frente al servicio de guardias encabezada por el movimiento social Opsa que incluyó una huelga de hambre de la dirigente Mercedes Sánchez y posteriormente la renuncia del anterior equipo directivo.

NOTA RELACIONADA  La Directora del Hospital de Bermejito asegura que la atención está garantizada

LOS NUEVOS DESAFÍOS

El nuevo Codirector, Damián Vargas, explicó que están trabajando junto a la nueva directora Andrea Cruz con el propósito de reorganizar y optimizar los recursos con los que cuenta el hospital. “Tenemos un staff de más de 20 médicos especialistas en medicina general y queremos organizar estos recursos humanos para brindar servicios ordenados y normalizados”, detalló Vargas.
El objetivo es aplicar en lo inmediato un nuevo sistema de consultorios externos de demanda espontánea que funcionará paralelamente a la guardia de emergencia para atender a pacientes espontáneamente sin necesidad de turnos. “Con esto queremos descentralizar la atención y permitir que la guardia de emergencia priorice la atención de los pacientes que llegan derivados de otras localidades”, explicó.
Además, Vargas explicó que cuentan con especialistas que brindan servicios de gastroenterología, urología, neurología otorrinolaringología y pediatría; y adelantó que están trabajando para incorporar dos nuevos cirujanos, un oftalmólogo junto a otras especialidades, además de la posibilidad de traer residencias en Pediatría y Toco ginecología.

Con respecto a las falencias que se evidencian en la prestación de servicios, Vargas aseguró que “lamentablemente tenemos un déficit, producto de una mala gestión donde en algunos casos se priorizaron las cuestiones políticas que derivaron en el traslado de dos cirujanos que eran médicos de planta de nuestro hospital”, sostuvo; y aseguró que “nosotros venimos a trabajar con el único objetivo de que el hospital esté cerca de la gente y que brinde la atención que la comunidad se merece”.

* Publicado en el suplemento “Anuario 2016” del Diario NORTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *